Principal Metrópoli En el Congreso local se plantea expedir la Ley para la prevención...

En el Congreso local se plantea expedir la Ley para la prevención y atención integral del cáncer de mama

66
Compartir
[bsa_pro_ad_space id=1]

En el Congreso capitalino, a través de las comisiones unidas de Salud y de Igualdad de Género, se analizará una iniciativa para abrogar la Ley para la Atención Integral del Cáncer de Mama del Distrito Federal y expedir la Ley para la Prevención y Atención Integral del Cáncer de Mama de la Ciudad de México.

En su presentación ante el pleno, la diputada Guadalupe Morales Rubio señaló la urgencia de proponer acciones concretas e inmediatas para la atención del cáncer de mama, por ser la primera causa de muerte por enfermedad maligna de las mujeres, “y a pesar de ser altamente prevenible, continúa cobrando miles de muertas en nuestro país y en el mundo entero”.

Lamentó que entre 2015 y 2018 se registró un incremento superior a 12 por ciento en el número de mujeres que fallecieron por este mal en la capital. “Estos datos nos obligan a revisar la ley, a fortalecerla e ir más allá para lograr que toda mujer y también todo hombre tengan garantizado de forma oportuna, gratuita los servicios de detención, tratamiento y rehabilitación”.

Explicó que esta propuesta busca garantizar el acceso gratuito para toda persona habitante de la capital, fortalecer las acciones para la prevención mediante la obligatoriedad del Sector Salud de informar a las mujeres y hombres sobre los factores de riesgo -para prevenirlos mediante el autocuidado y un mejor estilo de vida-, y crear el fondo solidario para la reconstrucción mamaria, por parte de la Secretaría de Salud.

En tanto, el diputado Ricardo Fuentes Gómez presentó una iniciativa para reformar la Ley de Salud local en materia de cirugías estéticas, y establecer la obligatoriedad de que quienes practiquen un procedimiento de este tipo cuenten con un título de médico cirujano.

El legislador del grupo parlamentario de MORENA informó que en los últimos años el número de cirugías estéticas realizadas en México ha aumentado considerablemente, ya que de acuerdo con un estudio de 2018 de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica, México ocupa el tercer lugar mundial, con 4.5 en porcentaje de procedimientos estéticos totales, sólo detrás de Estados Unidos y Brasil.

“Hay una gran demanda de este tipo de cirugías y va en aumento, y resulta muy importante advertir que muchos de estos procedimientos se realizan por médicos no capacitados. Hay una gran preocupación de los médicos, porque en las diferentes entidades federativas no existe una regulación”, alertó.

En este sentido, solicitó una reforma a la Ley de Salud del Distrito Federal para exigir que el profesional que practique cirugías estéticas cuente con la carrera de cirujano concluida en una institución competente. Esta iniciativa se turnó a la Comisión de Salud para su análisis y dictamen.

A fin de reconocer el uso de la ozonoterapia en la Ciudad de México, la diputada Circe Camacho Bastida, propuso una iniciativa para modificar la Ley de Salud, y lograr una correcta regulación de las actividades profesionales, técnicas y auxiliares en esta materia.

“Mientras que la regulación permite el libre ejercicio de derechos, como el que tenemos al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, la falta de ésta provoca riesgos a la salud al permitir que el personal no calificado realice prácticas que desconoce, poniendo en riesgo la salud e incluso la vida de los pacientes”, aseguró.

Indicó que la Ley General de Salud vigente no cuenta con una descripción clara y precisa sobre lo que se entiende por salud pública y no específica cuáles serán consideradas como actividades profesionales, técnicas y auxiliares de la salud ni las condiciones mínimas para su ejercicio.

“Esta iniciativa reconoce en la ozonoterapia una actividad médica auxiliar, que se utiliza comúnmente desde hace décadas y que no se contempla en la ley local, aunque sí en la federal. La ozonoterapia es literalmente la aplicación de ozono, pero debe ser realizada exclusivamente por un profesional debidamente capacitado con rigor científico y utilizando protocolos de actuación previamente aprobados por asociaciones científicas, de ahí la importancia de su reconocimiento legal y de su eventual regulación”, expuso.

Esta iniciativa fue turnada para su análisis y dictamen a la Comisión de Salud.