Emotiva despedida de Blanca Ríos, de la Compañía Nacional de Danza, con La Esmeralda

Cultura
  • El Inbal entregó un reconocimiento a la primera bailarina; con una Sala Principal a su máxima capacidad, concluyó la temporada de la CND en el Palacio de Bellas Artes

Con lleno total, la Compañía Nacional de Danza (CND) concluyó la temporada, del 3 al 10 de marzo, de La Esmeralda en el Palacio de Bellas Artes, ballet inspirado en Nuestra Señora de París, de Víctor Hugo, y que enmarcó la despedida de la primera bailarina Blanca Ríos de la Compañía Nacional de Danza (CND).

Ante más de mil 300 personas, la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), Lucina Jiménez López, le agradeció a Blanca Ríos su entrega y pasión brindada durante estos años de carrera. “Que el Palacio de Bellas Artes sea testigo de lo más alto de tu carrera con la Compañía Nacional de Danza y que venga lo mejor para ti. Sea ésta una noche memorable y recuerda que esta es tu casa y mantendremos las puertas abiertas para ti. ¡Enhorabuena siempre Blanca!”.

La titular del Inbal reconoció: “tu paso en este escenario y todos los que has dado serán un ejemplo siempre y una gran memoria para nosotros. Queremos darte las gracias, querida maestra Blanca Ríos por haber compartido con esta Compañía Nacional de Danza, con este público amoroso que hoy te celebra, lo que nació en tu alma desde los cuatro años, lo que compartiste a lo largo de estas dos décadas con pasión, disciplina y entrega, pero sobre todo con el corazón y con el amor a la danza”.

En el máximo recinto cultural del país, la primera bailarina recibió un reconocimiento por su amplia trayectoria. A esta actividad asistieron también el subdirector general de Bellas Artes; Héctor Romero Lecanda; la codirectora artística de la CND, Elisa Carrillo, y el codirector Cuauhtémoc Nájera; así como la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la dirección huésped de la exbailarina Maria Seletskaya, la cual interpretó Las golondrinas para despedir a Blanca Ríos, quien en esta ocasión protagonizó este ballet en el papel de “Esmeralda”. así como familiares, amigos y maestros de Blanca Ríos.

El ballet La Esmeralda describe en tres actos y cinco escenas la historia de Esmeralda, una joven gitana secuestrada por el jorobado Quasimodo a petición del archidiácono Claude Frollo, quien sufre una pasión desenfrenada por ella, hasta que, al enterarse del rapto, el capitán Phoebus va a su rescate. A diferencia del texto original en el que la gitana es ejecutada, en este relato cuenta con un final feliz.

Esta nueva versión coreográfica de Vasily Medvedev y Stanislav Fečo, integrantes del Ballet Bolshoi, se fundamenta en el concepto desarrollado por Marius Petipa. El vestuario retoma la idea original hecha por Vsevolzhsky en el estreno del ballet en 1844, gracias a la labor de la diseñadora Elena Zaytseva, por lo que se observan vistosos atuendos gitanos y de gala junto con la recreación del París del siglo XV a través de la escenografía de Aliona Pikalova.

La Esmeralda es un ballet muy completo, espectacular y exclusivo, pues hasta ahora solo se presentó en el Teatro Bolshoi, la Ópera de Berlín y en México. Además de las exigencias técnicas a nivel dancístico, implica el desarrollo de personajes fuertes, danzas de carácter, escenas de pantomima y actuación.  Este ballet se destaca no solo por la majestuosa coreografía y vestuario, sino también por los retos técnicos e histriónicos para los bailarines.

La puesta en escena se realizó en colaboración con la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, la música compuesta por Cesare Pugni fue dirigida por Maria Seletskaya, ex bailarina del Ballet Nacional de Estonia, el Staatsballett Berlin, el Ballet de Zurich y el Ballet Real de Flandes.

Adiós a los escenarios

Blanca Ríos comentó que eligió la obra La Esmeralda para su despedida porque es una producción grande en la que participa la compañía completa. “Hay muchos personajes y me gustaba la idea de compartir el escenario con todos mis compañeros”. La bailarina detalló que entre los motivos de su retiro están el deseo de pasar más tiempo con su familia, además de viajar y dedicarle tiempo a su escuela de danza.

En 2001 ingresó a la CND, donde representó a Clara en el ballet El cascanueces y fue parte del elenco de El lago de los cisnes. Ha participado internacionalmente en el 4th Japan International Ballet and Modern Dance Competition, en el Miami Florida Festival, en The Cairo Opera House Ballet Company, en la Gala de Jóvenes Talentos Mexicanos junto a Elisa Carrillo e Isaac Hernández acompañada del primer bailarín Yosvani Ramos, así como en Monterrey International Ballet Gala, primera edición en 2012 y quinta edición en 2017 junto al primer bailarín Carlos Quenedit y primer solista Sebastián Vinet. En 2009 fue nombrada primera bailarina de la CND.

En 2017 obtuvo el ISTD Teacher certificate.  A lo largo de su carrera ha trabajado con figuras como Nellie Happee, Jorge Cano, Carlos López, Sylvie Reynaud, Mario Galizzi, Cuauhtémoc Nájera, Clara Carranco, José Zamorano, Natasha Lagunas, Sygmunt Szostak, Susana Benavides, Angélica Kleen, Gustavo Herrera, Luis Serrano, James Kelly, Paul Boos, Elyse Borne, Mark Goden, entre otros, presentes la mayoría de ellos, en esta despedida y homenaje.