En acción conjunta con la Fiscalía General de la República (FGR) con sede en Salina Cruz, en el Municipio de Tehuantepec, Oaxaca, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió un peritaje en materia de vida silvestre por la posesión de siete pericos atoleros y cinco loros.A solicitud de la FGR, la delegación de la Profepa en Oaxaca emitió el peritaje por la posesión de los siete pericos atoleros (Eupsittula canicularis) y cinco loros del género Amazona spp., que fueron asegurados en un autobús. La dependencia determinó que se encuentran en la etapa de polluelos, con un porcentaje del 15 al 25% de presencia de plumaje en el cuerpo.

La situación antes descrita, impide que  puedan ser liberados a su hábitat, al no tener la capacidad de volar, alimentarse por sí mismos y consecuentemente ser presa fácil de algún depredador.

La Profepa recibió a los polluelos en resguardo temporal para brindarles la atención y cuidados requeridos.

En México desde el año 2008, y de acuerdo al artículo 60 Bis 2 de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS) ningún ejemplar de ave correspondiente a la familia Psittacidae o psitácido, cuya distribución natural sea dentro del territorio nacional, podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo con fines de subsistencia o comerciales.  Todas las especies Nacionales de esta Familia se encuentran listadas en alguna categoría de riesgo dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, por lo que se determina la necesidad de propiciar su recuperación y conservación o la recuperación y conservación de poblaciones de especies asociadas.