El voley de playa de la transición a los Juegos de Tokyo 2020

El voleibol de playa llega a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, con un dueto en apariencia juvenil y sin mucho renombre, sin embargo, sus antecedentes señalan que están a la altura de las grandes potencias mundiales de esta disciplina como lo son: Noruega, Brasil, Rusia, Estados Unidos, Qatar, República Checa, Lituania.

Su primer partido será el 26 del presente, ante Rusia, un rival al que ya se le ha ganado.

El voleibol de playa mexicano pese a que se encuentra en una transición, deberán en Tokio 2020 de dar su brinco y posesionarse entre los mejores, inclusive estar en el podio, señaló Alejandro Borjon Mercado, vicepresidente de la Federación Mexicana de Voleibol.

En esta ocasión el representativo nacional se presenta con Josué Gaxiola y José Luis Rubio, que vienen jugando desde los 14 años, con la firme y la mentalidad de permanecer en el representativo nacional por mucho tempo. Su mayor logro fue en días pasados en la Ciudad de Colima, cuando vencieron a la pareja número uno de nuestro país, Juan Ontiveros y Lombardo Virgen, grandes representantes del voleibol de playa en el mundo.

Inclusive, se ha llegado a mencionar que Gaxiola y Rubio son a partir de estos Juegos los sucesores lo snuevos protagonistas de la disciplina, y que saldrán a buscar su propia cadena de triunfos…su propia historia.

Como antecedente, ambos fueron subcampeones mundiales Sub 21 en 2019, celebrado en Polonia. Y su clasificación se da para Tokio 2020, con su participación en el Preolímpico de Colima, donde llegaron a disputar la final con el equipo representativo de Canadá y posteriormente se enfrentaron al equipo número Uno de México con Ontiveros y Virgen, en un criterio lleno de democracia y transparencia.

La competencia olímpica se llevará a cabo mediante sembrados del uno al seis con los mejores rankeados de los 24 participantes. Los 18 jugadores restantes se distribuyen entre los grupos, el número os de final, siete va al Grupo Uno. El número 8 va al Grupo 2 y así sucesivamente. El número uno y dos de la clasificación entran a competir hasta los octavos de final. El resto se enfrentan a eliminación directa.

Finalmente mencionó que el voleibol de playa femenil se encuentra en reestructuración y se espera que para los Juegos Olímpicos de París 2024, de nueva cuenta regrese a estas competencia.