Además de valores, belleza y funcionalidad, la arquitectura debe poseer valor social. Así lo indicaba José Villagrán, considerado como el padre de la arquitectura moderna mexicana.
De acuerdo con ese precepto se le dio nombre a la muestra Creatividad y compromiso. Los arquitectos de la Academia de Artes, exposición que abrirá sus puertas al público a partir del 5 de marzo en el Museo Nacional de Arquitectura del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).
La secretaria académica de la Academia de Artes, Louise Noelle Gras Gras, indicó que esta exposición celebra a los arquitectos que mostraron el camino a seguir: los fundadores, como el mismo Villagrán, Pedro Ramírez Vázquez o Enrique del Moral; los que ya no están, como Teodoro González de León, Ricardo Legorreta o Mario Pani; así como los actuales, Agustín Hernández, Mario Schjetnan o Francisco Serrano, por mencionar algunos.
La también investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM afirmó que la exposición cierra los festejos por el 50 aniversario de la Academia de Artes, cuyas actividades iniciaron en junio de 2018.
Asimismo, compartió que entre los planos, fotografías, maquetas, dibujos y semblanzas que componen la exhibición, también se incluyen algunas frases que muestran la forma de pensar de los arquitectos, con la finalidad de entender mejor su quehacer en la disciplina.
De Xavier Cortés Rocha se puede leer: “Todos tenemos derecho a disfrutar el patrimonio, sin embargo, debemos asumir que su conservación es una responsabilidad compartida”.
La arquitectura no solo es diseñar un edificio; la restauración también es fundamental, señaló Louise Noelle y comentó que de Cortés Rocha se muestran los trabajos que realizó en este rubro dentro del Centro de las Artes de Tlaxcala y los anexos del Antiguo Palacio de Medicina.
Algunos otros ejemplos de lo que ofrece la muestra son los trabajos que Augusto Quijano diseñó para la construcción de un teatro en la ciudad de León, Guanajuato, los de Francisco Serrano para la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México o los de Ricardo Legorreta para una escuela en Monterrey, así como un libro del argentino Ramón Gutiérrez.
Louise Noelle Gras comentó que en la Academia cuentan con una colección del Taller de Gráfica Popular, del que Leopoldo Méndez fue fundador, por lo que también algunos grabados relacionados con la arquitectura se incluyen en la exhibición.
“La arquitectura es una cosa enorme que nos rodea todo el tiempo, de la que no podemos prescindir, es algo que hacemos a todas horas del día”, finalizó la secretaria académica al indicar que los arquitectos son multidisciplinarios, ya que hacen urbanismo, diseño de interiores, restauración.
La exposición se divide en cinco núcleos (Salud, Vivienda, Educación, Servicios y Urbanismo) que dejan entrever el compromiso social inherente de los arquitectos cuya obra se expone, muchos de los cuales fueron discípulos de José Villagrán.
Dolores Martínez Orralde, subdirectora general de Patrimonio Artístico Inmueble del INBAL, comentó que esta es la primera muestra a cargo de Lízbeth Aguilera, titular de la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del INBAL, con la que se continuarán los festejos por el 35 aniversario del Museo Nacional de Arquitectura y los 50 de la Academia de Artes, donde cuentan con la complicidad de Louise Noelle, quien siempre aporta muestras, eventos, conferencias.
La exposición conserva el espíritu didáctico, dijo Martínez Orralde, quien comentó que se espera tener a muchos visitantes de las escuelas y facultades de arquitectura, ya que uno de los objetivos de estas muestras es que los estudiantes conozcan muchos tipos de arquitecturas que complementen su formación profesional.
Para finalizar, la arquitecta Lízbeth Aguilera refrendó su compromiso de promover y divulgar el patrimonio de nuestra nación. Afirmó que tiene el compromiso de continuar con la presentación de exposiciones de calidad y alto contenido académico.