Ante la emergencia sanitaria nacional por el COVID-19, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), a través de la Dirección General de Igualdad de Derechos y Paridad de Género (DGIDPG), mantiene sus trabajos e imparte diversos cursos en línea.

 La DGIDPG implementa proyectos y acciones con la finalidad de promover el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales y su defensa, así como fortalecer la impartición de la justica electoral con perspectiva de género.

 Ante las recomendaciones para evitar actos púbicos por el COVID-19, la DGIDPG imparte diversos cursos en línea, como  “Violencia política contra las mujeres”, el Diplomado Superior Políticas públicas e institucionalización de la perspectiva de género”, yPolíticas: política y políticas públicas con perspectiva de género”. Este último se puede cursar todo el año en la siguiente liga: http://politicas.mx/moodle/login/

 La DGIDPG emprende de forma permanente acciones específicas con las diferentes unidades administrativas del TEPJF y con actores externos, a fin de generar sinergias que permitan consolidar de forma efectiva la igualdad de derechos y paridad de género, en apego al marco normativo que rige en nuestro país, y para dar cumplimiento a los compromisos con los tratados regionales e internacionales.

 Asimismo, tiene a su cargo la elaboración y ejecución del Programa de Igualdad de Derechos y Paridad de Género, el cual desarrolla a través de cinco líneas estratégicas: formación, difusión, vinculación, investigación y accesibilidad para personas con discapacidad.

 El proceso de institucionalización y transversalización de la perspectiva de género en el Tribunal Electoral data de enero de 2009. Desde esa fecha el Tribunal cuenta con un mecanismo interno de igualdad de género, el cual ha tenido transformaciones en su estructura y denominación, con el objetivo de incorporar a la igualdad como un valor institucional en el marco de los derechos humanos que generen al interior de esta institución y hacia la sociedad en general, transformaciones que contrarresten las desigualdades en razón de género, por discapacidad o por cualquier otra condición protegida de discriminación.

 Finalmente, en diciembre de 2016, cambió su denominación por el de Dirección General de Igualdad de Derechos y Paridad de Género, con el propósito de continuar avanzando para lograr la igualdad sustantiva en cuanto al ejercicio de los derechos político-electorales.