La magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Mónica Aralí Soto Fregoso, afirmó que, derivado de la pandemia por el COVID-19, es posible combinar el trabajo presencial con una modalidad virtual, conciliando las responsabilidades del ámbito privado para avanzar aún más hacia la igualdad sustantiva.El Conversatorio, que tuvo como invitados a los magistrados de la Sala Superior, Felipe de la Mata Pizaña y José Luis Vargas Valdez, fue organizado por la Dirección General de Igualdad de Derechos y Paridad de Género para reflexionar sobre cómo viven sus paternidades quienes integran el TEPJF y el público en general en el confinamiento, y cuáles son los aprendizajes para incidir en las paternidades corresponsables en el espacio laboral y privado que hagan posible la igualdad sustantiva.

El magistrado Felipe de la Mata coincidió en su participación que el COVID-19 ha obligado a trabajar en el TEPJF con las herramientas tecnológicas que ya existían, lo cual vio como positivo, ya que en esa labor hay veces que se trabaja todo el día y bajo esa dinámica se dejan de atender cuestiones de índole personal y familiar. Coincidió con la magistrada Soto, de aprender de la pandemia para impulsar políticas de conciliación de corresponsabilidades entre hombres y mujeres para avanzar hacia la igualdad sustantiva.

A su vez, el magistrado de la Sala Superior, José Luis Vargas Valdez, planteó en el Conversatorio Paternidades e Igualdad Sustantiva en tiempos del COVID-19, que las condiciones actuales nos permiten identificar áreas de oportunidad para la revisión de políticas laborales y en qué aspectos se puede abonar para la igualdad entre mujeres y hombres en cuanto a sus roles familiares y personales.

Al respecto, la magistrada Mónica Soto consideró que es necesario fortalecer la normativa interna del TEPJF que conlleve a generar políticas públicas que favorezcan condiciones de trabajo mucho más equilibradas para mujeres y hombres. Reflexionó que los hombres en su rol de padres en el espacio privado son una pieza clave para obtener avances en la igualdad sustantiva. No podemos hablar de igualdad, dijo, si no se tienen estos dos aspectos de la balanza.

La magistrada Mónica Soto concluyó que reflexionar sobre las paternidades en el Día del Padre es ineludible en estos tiempos del COVID-19, en particular con relación al ejercicio de los derechos de las mujeres trabajadoras del TEPJF y sus derechos político-electorales.