La magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso, de Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), señaló lo anterior al participar en la inauguración del Conversatorio Crítico de sentencias de violencia política de género, que organizaron conjuntamente la Sala Regional Monterrey y la Dirección General de Igualdad de Derechos y Paridad de Género, en el marco de la Campaña de los 16 días de activismo para concientizar sobre los efectos de la violencia de género contra las mujeres y las niñas en todo el mundo.

En el TEPJF hemos aprobado sentencias, tesis y jurisprudencias para visibilizar y combatir las expresiones de violencia contra las mujeres en el acceso a puestos de representación política, algunas de estas expresiones con contenidos simbólicos, que han sido normalizadas y, por ende, complejas para hacerlas visibles y deconstruirlas, afirmó la magistrada Soto Fregoso. Por eso es muy importante poner un ojo clínico, una lupa en los micromachismos; porque para poder juzgar con perspectiva de género debemos tener una capacidad amplia de advertir la discriminación simulada, la discriminación silenciosa, la discriminación que parece normalidad, señaló.

Lo anterior, dijo la magistrada Soto Fregoso, ha implicado un juzgamiento con perspectiva de género como una obligación, ya no como una opción para quienes integramos los órganos de justicia, por lo que, invariablemente todas y todos pasamos por un proceso de deconstrucción del ejercicio del derecho a partir del nuevo paradigma de juzgar con perspectiva de género.

Durante la inauguración del Conversatorio el magistrado Presidente de la Sala Regional Monterrey, Ernesto Camacho Ochoa afirmó que la violencia política contra las mujeres está lastimando a la sociedad y que la difusión de sus derechos corresponde hacerla de manera multicultural y plural; la magistrada Claudia Valle Aguilasocho, sostuvo que la violencia de género no puede ser permitida en ningún espacio y tampoco ser normalizada, debe identificarse, señalarse, rechazarse y sancionarse. Asimismo, la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso comentó que en el camino para ejercer, exigir y defender los derechos político-electorales con los que contamos las mexicanas estará el TEPJF vigilante para refrendar el compromiso de garantizar estos derechos.

En las mesas que conformaron el Conversatorio, participaron las magistradas Yolanda Pedroza Reyes, Claudia Patricia de la Garza Ramos y Claudia Eloisa Díaz de León González, presidentas de los Tribunales Electorales de: San Luis Potosí, Nuevo León y Aguascalientes, respectivamente, así como las magistradas de los tribunales electorales de Michoacán y S.L.P., Alma Rosa Bahena Villalobos y Denisse Adriana Porras Guerrero, respectivamente, y secretarias de estudio y cuenta de Sala Monterrey y Sala Superior.

Finalmente, la magistrada Soto Fregoso, enfatizó sobre el concepto de violencia política hacia las mujeres por razón de género, pues señaló, estamos en un momento importante donde las mujeres contenderán por un puesto de decisión política en el proceso electoral en curso, en un contexto de pandemia que ha agravado las formas de violencia contra las mujeres, lamentablemente con mayor frecuencia en sus propios hogares, desde donde posiblemente tendrán que reinventarse para realizar sus precampañas y campañas electorales.