Oportunidades de armar un museo propio, hacer colecciones de piezas a partir de intereses personales y seleccionar temáticas específicas brinda el Sistema de Museos Virtuales de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), una opción útil y de vanguardia en el ciberespacio en este periodo de confinamiento por el COVID-19, sostuvo su fundador, el maestro Roberto Real de León.

El sitio http://museosvirtuales.azc.uam.mx/smv/ constituye un espacio educativo, cultural y recreativo de acceso libre a  17 museos, que conforman el acervo del apartado CiberMuseos, en la opción Museística, desde donde es posible navegar por 57 instituciones del mundo especializadas en artes visuales, ciencia, danza, música, historia natural, jardines botánicos y zoológicos.

Este mosaico de recintos fue escogido para que la gente efectué diferentes tipos de conexiones y lo interesante de este sistema de portales es que proporciona una visión distinta de los museos tradicionales y virtuales, porque está planteado para la interacción, explicó el académico del Departamento de Investigación y Conocimiento.

Además “permite desarrollar la creatividad del espectador mediante un proceso no lineal en el que los contenidos y las imágenes están abiertos y libres para que los visitantes seleccionen elementos de distintas exposiciones, con la idea de que surja un museo distinto donde la información se multiplica”.

Real de León sostuvo que también hay secuencias de imágenes pensadas como fotogramas que pueden tomarse para hacer videos o animaciones desde los teléfonos celulares con el apoyo de alguna aplicación.

Entre los CiberMuseos que se han integrado recientemente destaca Pablo Picasso 1973-2013, cuarenta años de inmortalidad http://museosvirtuales.azc.uam.mx/picasso/ que abunda en el conocimiento de la obra del artista español a partir de textos explicativos, imágenes, videos y animaciones.

También destaca  Geometrización http://museosvirtuales.azc.uam.mx/smv/?page_id=16007 que acerca las matemáticas desde la visión de las artes visuales y el análisis de las formas de distintas piezas que se remontan a la Grecia clásica.

“La virtud de esta propuesta es que no sólo se ven las obras, sino también hay una explicación de cómo se generaron desde su relación geométrica y matemática, lo que permite encontrarles otros sentidos y significados”.

En Simetrización http://museosvirtuales.azc.uam.mx/smv/?page_id=16205 se estudian figuras alusivas a espirales, cruces, meandros, estrellas y mandalas, expresiones de la memoria y la imaginación que crean esquemas estructurales dibujados y simetrizados, así como bases de obras artísticas magnas.

Algunos recintos internacionales disponibles son El Louvre; el Británico; el Van Gogh; el Rijks; el Atelier des Lumiers, el Del Prado; el Thyssen-Bornemisza; el de Tokio; de Indonesia; de Bellas Artes, en Argentina; el Del Oro, en Bogotá; el de Artes Aplicadas y Ciencias de Australia; el Jardín Botánico de Brooklyn y el Centro de Danza Contemporánea Martha Graham.

El portal cuenta con servicios de textos y artículos relacionados con la cultura universal y las ciencias; el apartado eExpos, en el que se pueden apreciar exposiciones individuales; una iconoteca o biblioteca de imágenes, y la sección de Difusión, un noticiario de notas sobre la cultura material y simbólica relacionada con la arquitectura, el medio ambiente, las tecnologías limpias, la fotografía, la danza y la música clásica.

El Sistema de Museos Virtuales de la UAM registra ocho millones de visitas provenientes de todos los continentes y sólo la iconoteca cuenta con mil 200 internautas en días habituales.

Esta plataforma para la educación pública en todos los niveles está disponible, tanto para niños como para universitarios y “en Argentina, por ejemplo, tenemos la experiencia de que es utilizada en escuelas primarias para armar blogs, comunicar el conocimiento y acceder a la cultura universal de otra forma”.

Con 14 años de existencia, esta propuesta –en la que colaboran también la maestra Julia Vargas Rubio y el doctorando Marco Antonio Flores Enríquez– está abierta al tiempo e involucrada con el servicio social, ya que su objetivo es incidir en la enseñanza pública; preservar y difundir la cultura nacional y universal, y proporcionar una formación integral a estudiantes, académicos y sociedad, precisó el curador y museógrafo adscrito a la División de Ciencias y Artes para el Diseño de la Unidad Azcapotzalco.

Por todo esto constituye un proyecto de vanguardia y pionero que comenzó “en 2006, sólo con el Museo Nacional del Prado y nosotros, con una oferta virtual, pero al paso del tiempo ha aumentado y recorrido un camino ya largo a través de la investigación y la exploración. En México nos ha costado trabajo sacarlo adelante porque una cosa es subir contenidos y otra generarlos con un lenguaje propio adaptado al ciberespacio”, concluyó el especialista de la UAM.