Uno de los dos elencos que interpretarán la versión de Anton Dolin de Giselle transforma el salón de ensayos de la Compañía Nacional de Danza (CND) en un bosque con fantasmas animado por el pianista ensayador Miguel Ángel Márquez, ante la guía de los repositores de la pieza, Mikhail Kaniskin y Valentina Savina, y de los codirectores artísticos de la Compañía, Elisa Carrillo y Cuauhtémoc Nájera, ante representantes de medios de comunicación.

Los bailarines ensayan para el próximo estreno en México de la mencionada versión que tendrá lugar en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes el jueves 25 y el lunes 29 de abril a las 20:00, el sábado 27 a las 19:00 y el domingo 28 a las 17:00. La función del lunes 29 se llevará a cabo en el marco del Día Internacional de la Danza.

A decir de Elisa Carrillo, la versión que Dolin creó en 1941, a partir del ballet romántico, “no se ha bailado desde hace muchos años. El maestro Cuauhtémoc Nájera y yo tuvimos el interés de traer esta producción para la Compañía. Es una versión que no se está bailando en ninguna parte del mundo y queríamos que la Compañía tuviera un clásico con una versión diferente”.

Por su parte, Cuauhtémoc Nájera refiere que Dolin “es un personaje fundamental en la danza, no sólo por su gran valor como bailarín, sino también por todo el rescate que hizo del ballet romántico. En 1941 rescató Giselle. Muchas de las versiones posteriores vienen de ésta, de Dolin. La propia que hizo la CND hace muchos años de Alicia Alonso viene de esta versión. Alicia trabajó con Dolin, y de hecho ahí comenzó su gran trayectoria. Anton Dolin tiene valores de rescate de la tradición muy importantes”.

Sobre los dos elencos para Giselle, Nájera apunta que “vinieron los repositores, nos sentamos, revisamos a los bailarines y escogimos a los que consideramos los mejores. Por supuesto que nos basamos también en su trayectoria y en lo que conocemos de ellos. Tenemos un elenco nuevo y uno que ya lo bailó. Tratamos de equilibrarlo. Queremos impulsar a los nuevos valores, pero tampoco les queremos quitar su lugar a quienes tienen experiencia y muchas cosas que aportar en el escenario”.

Queremos que aprecien dos caras de la Compañía

Por otra parte, el programa contemporáneo de su Temporada de primavera 2019, que también se presentará en el recinto de mármol, está integrado por los estrenos en México de Palladio de Stanislav Fečo y Por vos muero de Nacho Duato –quien vendrá a nuestro país para ensayar su pieza con la agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura–, además de Ebony Concerto de Demis Volpi y Casta Diva de Yazmín Barragán y Alan Marín, “obra que muchos ya conocen y que ha tenido bastante éxito, pero queremos también ayudar a los jóvenes mexicanos a que muestren su talento y la gente los conozca más”, asevera Elisa Carrillo.

El público tendrá la oportunidad de “apreciar dos caras de la Compañía. Es importante, como en todas las compañías del mundo, que los bailarines sean versátiles y creo que es un gran reto para ellos también tener esas dos producciones en fechas tan cercanas”, agrega Carrillo.

“Es importante poner el nombre de nuestro país en alto en otras ciudades del mundo, pero también lo es regresar y hacer cosas aquí. Es algo que estoy haciendo y por eso creé mi fundación hace unos años y ahora tengo esta oportunidad de colaborar con la CND, lo que me motiva, porque hay mucho talento aquí en México y estamos teniendo un buen resultado.

“El arte y la cultura son muy importantes para la sociedad. Es algo que desde pequeño uno debe llevar. Tiene que ser parte de nuestro día a día, porque sensibiliza y te hace un mejor ser humano. Ves la vida de otra manera. Es muy importante que en México se siga apoyando a la cultura y a todos los proyectos que contribuyen a que la gente se acerque a ella, para que tenga la posibilidad de disfrutar el arte, ver la vida de otra manera y tener momentos de alegría, que, además, ayudan a recapacitar”, concluye Carrillo.