A tres semanas del arranque del Proceso Electoral más grande y complejo de la historia, resulta necesario fortalecer y garantizar la participación libre y paritaria de las mujeres en todos los ámbitos de elección, aseguró el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Durante la Presentación del proyecto “Fortalecimiento de la participación política de las mujeres y protocolos de atención a la violencia de género, en el marco de la COVID-19 frente al Proceso Electoral Federal 2020-2021”, reconoció que el incremento de la participación de las mujeres que se ha logrado en los últimos años, trajo un aumento en los casos de violencia hacia ellas.

“Tenemos el desafío de hacer del proceso electoral en curso, el más grande de nuestra historia, el mayor curso sobre la paridad de género, sobre la igualdad de mujeres y hombres y sobre la necesidad de que, en este México plural y diverso, quepamos todas y todos en todos los ámbitos con diferencias y disensos”, sentenció.

El Consejero Presidente explicó que a esta realidad se suma un contexto de emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, que ha generado un aumento en la violencia hacia las mujeres y que se coloca como uno de los problemas que más lastima y erosiona el tejido social, y que, por tanto, afecta la recreación de la democracia.

Consideró que uno de los grandes desafíos que deberán enfrentarse de cara a la organización de los comicios, será que ni la democracia ni las conquistas alcanzadas en materia de paridad sea otra de las víctimas de la pandemia.

Frente a ello, destacó la importancia de este proyecto auspiciado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en alianza con ONU Mujeres, para reforzar las acciones de respuesta por parte de instituciones como el INE y el Instituto Electoral de la Ciudad de México ante la violencia política contra las mujeres.

“No sólo es un hecho inaceptable, sino que es un hecho que lesiona la participación política y que agrede en consecuencia la debida recreación de la democracia”, añadió.

Esta estrategia, agregó, permitirá fortalecer las acciones emprendidas para lograr consolidar la paridad legislativa, así como en los ayuntamientos y municipios del país, un espacio en donde aún hay pendientes, pero sobre todo garantizando que su participación en la vida política sea libre de violencia.

Mediante un videomensaje, la Consejera Carla Humphrey manifestó que uno de los elementos fundamentales en donde se habrá de tener esta colaboración con el PNUD y ONU Mujeres, será dar a conocer la reciente reforma constitucional en materia de violencia política de género.

“Es muy importante hacerle saber a las mujeres los mecanismos para defender sus derechos, para denunciar cualquier violación y que conozcan que el INE está trabajando para que el procedimiento especial sancionador sea la ruta adecuada y sumaria para atender estos reclamos”, expresó.

La Consejera estimó que el éxito de la reforma dependerá de que las mujeres sepan cómo actuar en caso de ser violentadas en sus derechos político-electorales y, sobre todo, lograr el pleno ejercicio de las mujeres no sólo cuando contienden por un cargo de elección popular, sino también cuando lo obtienen.