El presidente de la República logró someter al poder judicial para la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía: PRD

Con el arranque simbólico de los trabajos de construcción del nuevo Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles de Santa Lucía”, la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseveró que el Presidente de la República logró su objetivo de someter al Poder Judicial, sin revisar de fondo los 140 amparos que presentaron colectivos ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil, así como pueblos indígenas de Tecámac y municipios aledaños.
La dirigencia nacional afirmó que pareciera que el Jefe del Ejecutivo impone uno más de sus caprichos y con ello demuestra que estamos regresando a los tiempos del ‘presidencialismo imperial’. “Lo que vimos hoy, más que ‘todo un acontecimiento’ como lo señaló el presidente, fue un acto populista más, sin tomar en cuenta las demandas ciudadanas en contra del proyecto faraónico de López Obrador”, subrayaron.
Criticaron la presión que desde la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) impusieron sobre jueces y magistrados en la resolución de los amparos promovidos por parte de organizaciones ciudadanas como el caso del colectivo #NoMásDerroches, quienes aseguran que legalmente es imposible el inicio de las obras, pues quedan pendientes juicios de amparo.
Asimismo, los líderes perredistas señalaron que es urgente presentar los estudios en materia ambiental, los realizados por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y los correspondientes a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).
“Sin lugar a dudas la actitud de López Obrador es reprochable y esperamos que el camino legal no se haya terminado, exigimos al Presidente de la República no iniciar la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía hasta que se cuente con todos los estudios correspondientes”.
Por ello, el PRD hizo un llamado al Jefe del Ejecutivo para que respete la legalidad y deje de ejercer presión sobre los poderes del Congreso de la Unión y Judicial, pues cuestionaron que jueces y magistrados revocaran en total seis suspensiones definitivas de obra, pese a que ésta no contara con los estudios correspondientes y sí con restricciones legales.
Advirtieron que el proyecto del aeropuerto registra severas inconsistencias, además de que siguen sin transparentarse los estudios técnicos, ambientales y financieros.