El pianista Aarón Abinadi debutó en la Sala Manuel M. Ponce con obras de Brahms, Rajmáninov y Ravel

Cultura
  • El ganador del X Concurso Nacional de Piano Angélica Morales-Yamaha ofreció única presentación este domingo 12 de febrero

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), instancia de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, realizó el concierto del pianista Aarón Abinadi, ganador del X Concurso Nacional de Piano Angélica Morales-Yamaha, este domingo 12 de febrero en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

En su debut en este escenario, el pianista de 28 años interpretó Fantasías, Op. 116, de Johannes Brahms; Variaciones sobre un tema de Corelli, Op. 42, de Sergei Rajmáninov, y La valse, de Maurice Ravel.

En entrevista, Abinadí dijo que esa obra de Brahms “me fascina muchísimo, de hecho, suelo escoger repertorio que me agrade al cien por ciento, sobre todo en mis recitales o concursos. Es una obra que tengo tiempo de no tocar en un escenario. Son siete piezas cortas o medianas que pueden considerarse caprichos o intermezzos”.

Agregó: Más que nada, estas siete piezas son como las tituló Brahms, son fantasías, una música que varía mucho de una a otra, cambiando de carácter o de temperamento; es un viaje bastante colorido y definitivamente esta obra es mi favorita y Brahms es mi compositor consentido. Es plenamente romántica.

Sobre la obra de Rajmáninov señaló que tiene influencias de la época del jazz o del blues, luego de que el autor llegó a Nueva York procedente de Rusia y empieza a tener contacto con estos estilos. Estas variaciones tienen bastantes tintes, armonías y ritmos que nos recuerdan a lo que sería el jazz de aquella época. Es una pieza en cierto sentido moderna y compleja, explicó.

La valse, de Ravel, explicó el pianista, es una obra que me encanta, debido a que originalmente es una obra orquestal, donde el compositor coloca un coro coreográfico para ballet. Se inspira en el vals vienés, pero en este caso el resultado será muy francés.

Abinadí manifestó que el premio que obtuvo recientemente fue un trampolín para su carrera. Tenía tiempo de no participar en concursos, debido a la contingencia sanitaria mundial, pero este concurso me ha hecho conocer a muchas personas para ofrecer recitales y clases masters.

“Haber ganado la X edición del Angélica Morales-Yamaha es una alegría, porque como bien sabemos es un concurso con mucha historia y es el concurso nacional de piano por excelencia y el más importante del país”, afirmó.

Asimismo, celebró que el premio le haya abierto las puertas del máximo recinto cultural del país, incluso adelantó que en mayo será su debut con la Orquesta Sinfónica Nacional.