El perredismo en Venustiano Carranza está más allá de un personaje. Contra la traición, los principios

La Dirección Nacional Ejecutiva del Partido de la Revolución Democrática expresa contundentemente que este instituto político está conformado por más de un millón de hombres, mujeres y jóvenes comprometidos con el país y con reorientar el rumbo de México por más derechos y libertades para la gente. El PRD, ni en la Ciudad de México ni en ningún estado o alcaldía, está representado por ningún personaje por sí solo.

Desde hace 31 años decidimos conformar al PRD con la convicción de mejorar la calidad de vida de las y los mexicanos; consolidar la democracia y ser una opción verdadera y con causas para la ciudadanía. Hoy hay personas que ya no coinciden con esos principios y se han dejado convencer por el “canto de las sirenas” al anteponer intereses personales que solo reflejan ambición de poder.

La DNE refrenda lo expresado por el Presidente Nacional, Jesús Zambrano Grijalva, quien ha señalado como una “incongruencia absoluta y traición a los principios” lo acontecido con el Alcalde de Venustiano Carranza de la Ciudad de México. Efectivamente, las y los dirigentes nacionales de este Partido condenamos la traición que se ha hecho a la ciudadanía que votó no por una persona en específico, sino por los ideales de la única fuerza partidista de izquierda democrática en el país.

En el PRD, las puertas están abiertas para que se vayan quienes ya no coincidan con nuestros principios y línea política como, especialmente, damos la bienvenida para quienes buscan sumar al proyecto que estamos conformando junto con actores de la sociedad civil y otros partidos a lo largo y ancho del país. La apuesta de quienes orgullosamente integramos el PRD seguirá siendo la construcción de mejores oportunidades para las y los mexicanos en todos los sectores para tener mejor   empleo, salud y educación, alejados de la corrupción y de la ineficacia que caracterizan a Morena.