Principal Cultura El Museo Nacional de la Estampa abre la mirada a la tradición...

El Museo Nacional de la Estampa abre la mirada a la tradición y al arte contemporáneo de Oaxaca que celebra los 30 años del IAGO

47
Compartir

Paisajes de Oaxaca, animales característicos de la región, piezas personales íntimas y poéticas, así como arte social y político, integran parte de las exposiciones  El arte gráfico contemporáneo en Oaxaca y Maestros oaxaqueños. Celebrando 30 años del IAGO, inauguradas en el Museo Nacional de la Estampa, por la titular del INBAL, Dra. Lucina Jiménez, en representación de la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

“Abrimos nuestro corazón y los espacios de este Museo Nacional de la Estampa a la mirada de una tradición enorme que hoy celebra su tercera década de vida a través del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), pero que en realidad refleja una tradición mucho más larga y arraigada en un estado que es epicentro, no sólo de la biodiversidad y de la  diversidad cultural,  sino sobre todo de la construcción de muchos otros relatos y posibilidades de mirar nuestra realidad, no sólo desde lo cultural, sino también desde la épica y la política”, dijo la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) al inaugurar esta muestra .

Obras de Rufino Tamayo y Francisco Toledo, así como de creadores emergentes oaxaqueños, forman parte de las muestras El arte gráfico contemporáneo en Oaxaca. IAGO XXX aniversario y Maestros oaxaqueños. Celebrando 30 años del IAGO, con las que el Museo Nacional de la Estampa (Munae) celebra las tres décadas de creación del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca.

“La presencia que tenemos aquí de los grandes maestros -dijo la titular del INBAL- nos abre justo esa mirada a veces contradictoria, a veces complementaria, de artistas que han dejado huella, pero esta exposición también se abre a la mirada contemporánea de quienes desde otro lugar y otras generaciones apuestan por hacer hablar las calles, la palabra de la imagen y realizan un trabajo colectivo que va generando otras posibilidades, rutas y posturas.”

El arte gráfico contemporáneo en Oaxaca. IAGO XXX aniversario exhibido el año pasado en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), está integrada por más de 200 obras de artistas oaxaqueños que reflejan las raíces culturales, la conciencia del arte y la política global, debido a que actualmente las artes gráficas son parte fundamental de la región.

Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Sergio Hernández, Shinzaburo Takeda y Demián Flores, así como los jóvenes artistas Abraham Torres, del Taller Bambú; Daniel Flores, del Taller Zanate; Francisco Limón, de La Máquina Taller de Gráfica, y Enrique Flores, del Taller Enrique Flores, forman parte de los cien artistas visuales que participan en El arte gráfico contemporáneo en Oaxaca.

El Munae, abierto a la gráfica y a las comunidades

En palabras de la Dra. Lucina Jiménez, el Munae no sólo encierra la producción artística en sus paredes, que ya en sí mismo representa también una toma de postura, sino que se abre a nuevas miradas, a la posibilidad de la experiencia artística, de la gráfica en particular y a muchas comunidades como proceso de aprendizaje, así como a una colaboración en redes con la sociedad civil y con muchas otras organizaciones que generan un movimiento para que la gráfica y el arte mexicano se conviertan en ese hilo conductor, en diversidad y a veces en discrepancia, que nos permite mirarnos a nosotros mismos desde otro lugar.

Acompañada por la senadora Susana Harp, el director de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, Mardonio Carballo; así como por la curadora Deborah Caplow, el colectivo YESCKA y el director del Munae, Emilio Payan, la Dra. Lucina Jiménez, agradeció su aportación y presencia y externó: “Celebro la palabra náhuatl porque estamos hablando en una diversidad absolutamente punzante y contemporánea. Celebro la presencia de todas y todos los artistas que están para hacer un diálogo con esta obra que hoy nos reúne aquí y que estarán a lo largo del mes de mayo para invadir prácticamente la Ciudad de México con gráfica. Esto es hacer el arte una herramienta viva que no se queda quieta, sino que en realidad irrumpe todos aquellos espacios donde necesita estar presente”.

Invasión oaxaqueña a través de la gráfica

En torno a la presencia de los talleres Jaguar Print, ASARO, Lapiztola, y URTARTE, el colectivo YESCKA, que juegan un papel importante en la gráfica oaxaqueña, y otros colectivos, que durante mayo iniciarán un proceso de creación en colonias, como Guerrero y Tlalpan, entre otras, la titular del INBAL se refirió a esta labor artística comunitaria como una invasión oaxaqueña total a través de la gráfica, “que nos da gusto porque es hacer del arte una herramienta viva que no se queda quieta, sino que irrumpe en todos aquellos espacios donde necesita estar presente.”

Por su parte, Mardonio Carballo expresó que en las exposiciones se muestra “una Oaxaca combativa, viva, de 16 lenguas indígenas; creativa, que abre los brazos al mundo y que maravillosamente tiene en su población a mucha gente distinguida, entre ellos al maestro Francisco Toledo. Si como él apostáramos al arte como posibilidad de comunicación con la sensibilidad del hombre, sin duda este país sería otro. Nos toca ahora a nosotros tomar acciones para hacer de México el lugar que merecemos, con todas las culturas incluidas, todas las artes incluidas.

Siendo Oaxaca ese referente pictórico, ese referente de amor, porque al final de la historia el trabajo que ha hecho el maestro Francisco Toledo se reduce o se amplía a un acto de amor, así me parece trascendente que estemos nosotros aquí festejando un aniversario importante de Oaxaca, del IAGO y también de los artistas oaxaqueños. Nos congratulamos de que está exposición pueda darnos una pequeña visión de lo que es Oaxaca a través de su gráfica”.

Durante su intervención, Emilio Payán expresó que el recinto a su cargo se “suma con júbilo a la celebración que el IAGO realiza por 30 años de perseverancia y constancia para divulgar, conservar, promover e impulsar la creación gráfica de los artistas de nuestro país. Tres décadas es sin duda una mayoría de edad, su trabajo lo demuestra.

“Este abanico nos habla de nuestro aquí y ahora, de las preocupaciones sociales, políticas y estéticas que, por medio del buril, la punta seca, el bruñidor, el tórculo, la mano de los artistas oaxaqueños plasman para provocar cambios e impulsar acciones. El Munae es un espacio contemporáneo al IAGO, son sólo tres años de diferencia entre ambos, por ello el vínculo de éstos mediante la exposición es motivo de una doble celebración. No puedo omitir mencionar al maestro Francisco Toledo que gracias a su visión y tutela dio vida al IAGO”.

En esta exposición el visitante apreciará obras realizadas con técnicas tradicionales, como xilografía, linograbado, litografía, fotograbado y serigrafía, entre las que resaltan la instalación de los 43 papalotes de Francisco Toledo, obras tridimensionales y esténciles sobre muros.

Maestros oaxaqueños. Celebrando 30 años del IAGO se presentó en el IAGO el año pasado y está conformada por 45 obras de 14 artistas, entre ellos Tamayo, Toledo, Takeda, Enrique Flores, Juan Alcázar, Rodolfo Morales, José Villalobos, Rubén Leyva, Raúl Soruco, Rodolfo Nieto, Guillermo Olguín, Alejandro Santiago, Sergio Hernández y Demián Flores.

El arte gráfico contemporáneo en Oaxaca y Maestros oaxaqueños. Celebrando 30 años del IAGO se exhiben hasta el 14 de julio en el Munae, ubicado en avenida Hidalgo núm. 39, Plaza de la Santa Veracruz, Centro Histórico de la Ciudad de México. Para mayor información escribir al correo electrónico munae.comunicacion@inba.gob.mx