El Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo realiza la última etapa de rehabilitación en sus instalaciones

Cultura
  • Las actividades de mejora comenzaron en septiembre de 2023 y concluirán en mayo de 2024
  • El estudio del pintor Diego Rivera volverá a su espacio permanente como lugar emblemático del artista

La Secretaría de Cultura federal, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) y la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble, a través de la Fundación INBA, están por concluir el proceso de rehabilitación de las casas funcionalistas que conforman el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, recinto integrante de la Red de Museos Inbal.

Hasta ahora se han completado las labores de mantenimiento en las duelas, ventanales y fachadas del estudio del muralista guanajuatense y la residencia de la artista, que están abiertos al público. Aunque el recorrido tradicional incluye la visita al estudio de Diego Rivera, que exhibe una amplia colección de sus obras de arte, así como los espacios que fueron sus dormitorios y oficinas en la casa taller, explorar las casas vacías ofrece la oportunidad de examinar detalladamente el diseño arquitectónico y la audaz propuesta realizada por Juan O’Gorman a finales de los años veinte, que se ha convertido en un icono del funcionalismo en nuestro país.

En 2021 se realizó un diagnóstico y se diseñó una propuesta de intervención de la barda de cactus, ya que se dañaron por factores como las lluvias atípicas en la zona en años pasados y el deterioro del sustrato. Como resultado de este trabajo se desarrolló la primera fase de restauración, la cual consistió en la adaptación de las jardineras, restitución del suelo y salvamento de las cactáceas ubicadas sobre la calle Altavista. Gracias al apoyo del Programa de Desarrollo de Arte y Cultura Citibanamex (DAC) en 2023 se ejecutó la segunda fase, que consistió en rehabilitar jardineras y conductos de agua para aliviar la carga pluvial. Además se colocó nuevo sustrato y se sustituyeron las plantas que limitan el predio de las casas Diego Rivera y Frida Kahlo hacia la calle Diego Rivera.

Con estos avances, en días próximos, los visitantes podrán acceder al estudio del pintor, instalado nuevamente en su lugar, tras más de seis meses de arduo trabajo. Es importante mencionar que la galería del estudio y la casa habitación permanecerán libres de exhibiciones temporales hasta que se concluyan los trabajos en la Casa Cecil O’Gorman, la cual continúa en remodelación.

Las tareas para preservar este recinto emblemático de San Ángel, que comenzaron en septiembre de 2023 y concluirán en mayo de 2024, han sido supervisadas por expertos, quienes han dado seguimiento a la correcta aplicación de los recursos designados por el Programa de Reconstrucción del Patrimonio Cultural de México. Igualmente, se conformó un grupo de observación de estas acciones, constituido por vecinos, equipo del museo y comisionados para realizar la rehabilitación.

Este recinto fue construido entre 1931 y 1932, cuando Diego Rivera y Frida Kahlo le pidieron a Juan O’Gorman un espacio en el que pudieran trabajar y habitar y en el que finalmente se instalaron en 1934. La pintora vivió allí de manera intermitente hasta 1939, mientras que el muralista lo habitó hasta su muerte, el 24 de noviembre de 1957. La casa de Rivera permaneció en manos de los herederos y posteriormente, gracias a la gestión del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, se logró la adquisición del inmueble para convertirlo en museo. La entrega al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, mediante Decreto Presidencial, se realizó el 21 de abril de 1981. El 8 de diciembre de 1986, en el centenario del natalicio del pintor guanajuatense abrió sus puertas el Museo Estudio Diego Rivera.

Entre 1995 y 1997, bajo la coordinación del propio Instituto, se inició un proyecto de restauración del inmueble, al que se le habían añadido muros y cuerpos en función de los distintos usos que tuvo, para restituirlo a su forma original. Esto fue posible gracias a los dibujos y planos de Juan O’Gorman, así como a las fotografías tomadas por Guillermo Kahlo en 1932, que mostraban la casa completamente terminada e inhabitada. El 28 de febrero de 1997 se reinauguró el espacio con el nombre de Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo.

El 25 de marzo de 1998, el conjunto funcionalista obtuvo la Declaratoria de Monumento Artístico, convirtiéndose en uno de los 54 inmuebles nacionales dentro de esa categoría.  También es importante resaltar que San Ángel, sitio donde se encuentra el recinto del Inbal, cuenta con la declaratoria de Zona de Monumentos Históricos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

De igual manera y con el fin de sumar al patrimonio público otra emblemática obra, en 2011 se adquirió la primera casa diseñada por Juan O’Gorman en 1929, llamada Casa Cecil O’Gorman, misma que también fue sometida a una profunda restauración por parte del Inbal para regresarla al proyecto arquitectónico original.

En suma, los procesos de rehabilitación realizados en el conjunto funcionalista de San Ángel buscan su preservación para que los visitantes, nacionales e extranjeros, y las futuras generaciones puedan admirar y conocer su valor histórico y artístico. Para dar a conocer los esfuerzos institucionales puestos en este proyecto se presentará próximamente un video que da cuenta del trabajo que se ha hecho para conservar estas construcciones.

Para más información se puede escribir al correo electrónico medr.difusion@inba.gob.mx o consultar las redes sociales del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo: CasaEstudioDRyFK, en Facebook y @museoestudiodiegorivera en Instagram.