La tarde de ayer miércoles, un hombre acudió al Módulo de Tarjeta Recargable del Sistema de Transporte Colectivo (STC), ubicado en la estación Juárez de la Línea 3, indicando que los lectores de los torniquetes del Metro no reconocían el saldo de sus siete tarjetas de peaje, por lo que reclamaba sus recargas.

Personal de la Gerencia de Atención al Usuario procedió a hacer la revisión y se verificó que las siete tarjetas, aunque fueron compradas en los puntos autorizados del Metro con un saldo inicial de $5 pesos en cada una, registran una recarga ilegal de 109 pesos, por lo cual dicho saldo no es reconocido en los lectores de los torniquetes de acceso al Metro.

El personal del Módulo, informó de inmediato a la Gerente de Atención al Usuario, y se solicitó el apoyo de la Gerencia de Seguridad Institucional (GSI).

Elementos de la Policía Auxiliar (PA) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), adscritos al Metro, procedieron a asegurar al hombre de 34 años de edad, a quien le realizaron una revisión de protocolo encontrando en su mochila 64 tarjetas de peaje, algunas apócrifas, revestidas con calcomanías de la imagen de la tarjeta de Movilidad Integrada, y otras adquiridas en puntos de venta autorizados pero con recarga ilegal.

Previa lectura de sus derechos constitucionales, el hombre fue traslado a la agencia del Ministerio Público Pino Suárez, autoridad que determinará su situación jurídica.

El área jurídica del STC tomó conocimiento de esta situación y estará pendiente de la investigación al respecto.

El STC exhorta al público usuario a adquirir las tarjetas Movilidad Integrada en las taquillas y máquinas recargadoras que se han habilitado dentro de la Red del Metro y con ello prevenir posibles fraudes.

La tarjeta de Movilidad Integrada cuenta con candados de seguridad para detectar las recargas ilegales que se realizan fuera de los puntos autorizados en la red de Movilidad Integrada de la CDMX.

Las tarjetas adquiridas en puntos de venta autorizados, pero recargadas en lugares no oficiales se invalidan al pasar por los lectores de los torniquetes del Metro y se perderá el saldo que contengan, por ello el STC pide a los usuarios no caer en falsas ofertas y con ello ser víctimas de fraude.