El ITAIH recomienda a la ciudadanía y a personas servidoras públicas de los sujetos obligados cuidar los datos personales de la credencial de elector

Estatal

La Credencial para Votar es el documento de identidad personal comúnmente utilizado por los ciudadanos para identificarse ante los sujetos obligados para el ejercicio de derechos, la realización de trámites administrativos, la adquisición de un bien o servicio y el acceso a oficinas gubernamentales; de acuerdo a información del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (ITAIH) es un documento que contiene una serie de datos personales, algunos son proporcionados por los ciudadanos para realizar el trámite de inscripción o actualización del Padrón Electoral en cumplimiento de las disposiciones aplicables, y otros son generados por el Instituto Nacional Electoral (INE), en ejercicio de sus atribuciones, estos datos son:

  • Nombre completo
  • Sexo
  • Fecha de nacimiento
  • Domicilio (la ciudadana o el ciudadano pueden pedir que permanezca oculto)
  • Entidad federativa, municipio y localidad que corresponde al domicilio
  • Firma
  • Fotografía
  • Huella dactilar
  • Clave Única de Registro de Población
  • Clave de elector (generada por el INE)
  • OCR (generado por el INE)

Ante la sensibilidad de esta información el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública Gubernamental y Protección de Datos Personales del Estado de Hidalgo (ITAIH), comparte las siguientes recomendaciones para que las personas servidoras públicas que tienen esta información en su resguardo no recaigan en una responsabilidad administrativa:

  1. Evita pedirla si no es estrictamente necesaria: El primer paso para evitar cualquier tratamiento indebido de datos personales es no solicitarlos si no son necesarios para la finalidad que se persigue.
  2. Si se tiene que pedir hay que evitar quedarse con fotocopias innecesarias: En muchas ocasiones, no se requiere contar con un soporte físico o electrónico de la Credencial para Votar, sino que sólo será suficiente su presentación o registrar algunos de los datos personales contenidos en la misma.
  3. Si tiene que fotocopiarse o reproducirse, debe resguardarse con medidas de seguridad y confidencialidad adecuadas: Las medidas de seguridad que sean adoptadas deberán considerar, entre otros factores, el riesgo inherente de los datos personales contenidos en la Credencial para Votar, las posibles consecuencias de una vulneración para las personas titulares y el riesgo por el valor potencial cuantitativo o cualitativo que pudieren tener los datos personales para una tercera persona no autorizada para su posesión.
  4. Si ya no son necesarios, se deben suprimir de forma segura los datos personales.
  5. Se debe medir el riesgo, ya que entre más datos personales se tengan, más obligaciones se tienen que cumplir.

En el caso de la ciudadanía es fundamental evitar compartir la credencial con personas con las que no se realizan trámites; compartirla en redes sociales o plataformas de mensajería instantánea y los más importante, siempre pedir el aviso de privacidad en cualquier trámite.