El INBAL rememorará a Manuel M. Ponce con conciertos en el Palacio de Bellas Artes, el Munal y en la Casa Nuestra

Cultura
  • Participarán Rodolfo Ritter, Conchita Julián, Héctor Cruz, Armando Merino y Silvia Rizo, en el marco del 75 aniversario luctuoso

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), instancia de la Secretaría de Cultura federal, a través de la Coordinación Nacional de Música y Ópera (CNMO), realizarán una serie de conciertos para conmemorar el 75 aniversario luctuoso del reconocido compositor mexicano Manuel M. Ponce (1882-1948), originario de Fresnillo, Zacatecas, considerado uno de los más prolíficos creadores en la música de concierto en nuestro país y con mayor proyección internacional, además de haber incorporado la tradición popular en su obra.

Los Concertistas de Bellas Artes han organizado diversos recitales en su honor. El pianista Rodolfo Ritter se presentará el sábado 22 de abril a las 18:00 en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, así como el domingo 23 a las 11:30 horas en el Salón de Recepciones del Museo Nacional de Arte (Munal).

En ambos conciertos interpretarán Preludio y fuga sobre un tema de Händel; Tema mexicano variado; Gavota; Preludio y fuga para la mano izquierda y de 27 mazurkas (selección) 3, 6 y 16; de Cuatro danzas mexicanas: Leyenda; Dos estudios de concierto: Núm. 6, Alma en primavera y Núm. 12, En tiempo de vals, y el final se reserva para la Balada mexicana.

El pianista Rodolfo Ritter, además de ser integrante de Concertistas de Bellas Artes, es fundador y director artístico de Novo Forte Cultura y desde 2018 es consejero artístico de la Société Franz Liszt de Ginebra. Se presenta con las más reconocidas agrupaciones orquestales de México, así como en Italia, Francia, España, Suiza, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Cuba y Ecuador.

Música INBAL en la Ponce. Los colores de la voz

En el marco del ciclo Música INBAL en la Ponce. Los colores de la voz, el dueto integrado por la soprano Silvia Rizo y el pianista Armando Merino presentarán el concierto denominado El eclecticismo estilístico de sus canciones a 75 años de su fallecimiento, Manuel M. Ponce en la sala que lleva su nombre en el Palacio de Bellas Artes, el domingo 23 de abril a las 18:00 horas.

Los artistas ensamblarán sus talentos para interpretar Tres poemas, de Enrique González Martínez: Nocturno de las rosas, Onda y La despedida; Seis poemas arcaicos, Más quiero morir por veros, Zagaleja del casar, De las sierras, Sol, sol, gi, gi, Desciende el valle y Tres morillas.

Luego de un breve receso reiniciarán el concierto con Tú, Acuérdate de mí, Lejos de ti, Aleluya, Serenata mexicana, Si algún ser, La barca del marino, Qué lejos ando, Insomnio y Espera.

Silvia Rizo ha sido becaria del Fonca en 1997-1998 y 2000-2001. Galardonada con la Medalla Mozart en 1998. Interpretó el papel estelar en el estreno mundial de la ópera Anita. Grabó, junto con el pianista Armando Merino, Los ocho ciclos para voz y piano, de Manuel M. Ponce.

Armando Merino se ha presentado en México, Estados Unidos y Francia. Todos sus discos contienen primeras grabaciones mundiales de obras de grandes compositores mexicanos. Destacan entre sus títulos: Azulejos, ‘S Wonderful, Manuel M. Ponce: los ocho ciclos para voz y piano, Capricho, Chanson d’amour y La Belle Époque.

Conchita Julián y el pianista Héctor Cruz, Concertistas de Bellas Artes, se presentarán en el marco del ciclo Música INBAL por la ciudad en la Casa Nuestra. Sede Histórica del Senado de la República, el viernes 28 de abril a las 19:30 horas.

Para esta ocasión interpretarán Ponce en su intimidad, con los siguientes temas: Todo pasó, Si algún ser, Soñó mi mente loca, Cuiden su vida, Por ti mi corazón, Ya sin tu amor, Que lejos ando, Alevántate y/o Serenata mexicana, Perdí un amor, Acuérdate de mí, Yo mismo no comprendo, ¡Ven, oh Luna!, Aleluya, Marchita el alma, A la orilla de un palmar, Lejos de ti, ¡Toi! y Estrellita.

Conchita Julián ha cantado en México, Estados Unidos, Latinoamérica y Europa y ha compartido escenario con Plácido Domingo, Ramón Vargas y Fernando de la Mora. Desde 2003 es maestra de canto en la Escuela de Música de la Universidad de Guanajuato y del Instituto Cultural de León.

Por su parte, Héctor Cruz realizó una gira por Francia y Finlandia como pianista de Voz en Punto. En 2000 fue invitado por el Coro Infantil del Colegio Alemán a la Expo Hanover, además de presentarse en Hamburgo y Berlín. Es académico de la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pianista del Coro de Madrigalistas de Bellas Artes y director de la Orquesta de Cámara y Ensamble Vocal Colegium Musicum de la Ciudad de México.

Un legado para las nuevas generaciones

Manuel María Ponce Cuéllar (1882-1948) fue una persona prodigiosa y con reconocimiento a nivel internacional; para el especialista del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical Carlos Chávez (Cenidim) y docente del Conservatorio Nacional de Música, Ricardo Gerardo Miranda, Ponce es y seguirá siendo un ejemplo para las nuevas generaciones.

A 75 años de su partida (24 de abril, aniversario luctuoso), Ricardo Miranda recuerda al maestro Manuel M. Ponce como el modelo ideal para cuando se necesite discutir qué tipos de músicos requiere el país. “No como un ejemplo de la talla del artista, pero sí de formación polifacética; Ponce estudió piano e hizo muchas composiciones; también fue periodista y cronista musical; fue un artista con una visión profesional amplia, un modelo para las juventudes”.

De acuerdo con el investigador de la Subdirección General de Educación e Investigación Artísticas del INBAL, Ponce escribió composiciones para tres instrumentos: piano, música vocal y guitarra, los más representativos en la enseñanza en todo el mundo, “esto le valió una proyección a nivel internacional”.

Expresó que “un Manuel M. Ponce no se da todos los días”. Ponce es conocido como el padre del nacionalismo musical mexicano, nació el 8 de diciembre de 1882, en Fresnillo, Zacatecas; a sus nueve años compuso su primera obra pianística y después de estar en un coro infantil y ser el organista en el Templo de San Diego en Aguascalientes, en 1900, ingresó al Conservatorio Nacional de Música, mismo que dirigiera años más tarde, en 1932.

Fue uno de los primeros compositores de música clásica en incorporar la tradición popular en sus obras y entre sus piezas más interpretadas se encuentra Estrellita, aunque también se le atribuye la autoría de la popular canción Las mañanitas. Estudió en Europa y fue periodista en Cuba, se convirtió en un personaje que “señalaba el rumbo de la música como cronista musical, no solo con sus pautas”, concluyó.