El INBAL promueve la cultura de Protección Civil

Nacional

Personal del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y los visitantes a los diferentes recintos del INBAL salieron en forma ordenada en punto de las 10:00 horas, rumbo a las zonas seguras a fin de participar en el Macrosimulacro en conmemoración de los sismos de 1985 y 2017.
El sonido de la alerta sísmica marcó el inicio de la evacuación organizada de las personas. La hora establecida para el simulacro llegó; todos a participar, ello permitió estar preparados tanto para la salida de oficinas, como para concentrarse en los puntos de seguridad.
De este modo, la Secretaría de Cultura, a través del INBAL, aplica los protocolos necesarios como medida de prevención y seguridad en caso de sismos y otros desastres naturales.
Cientos de empleadas y empleados, estudiantes y visitantes a los diferentes centros de del INBAL (Palacio de Bellas Artes, oficinas centrales del Instituto, Torre Prisma, Centro Cultural del Bosque, escuelas de iniciación artística, escuelas de Diseño y de Artesanías, entre otras), así como público en general, acataron el protocolo establecido por el Gobierno de la República con la acción preventiva aplicada este 19 de septiembre.
Por su parte, las y los involucrados en el simulacro participaron en forma activa y de manera amable al cooperar con los representantes de Protección Civil de las diferentes áreas del INBAL: en sus cinco coordinaciones nacionales de música, teatro, danza, literatura y artes visuales, en los 18 museos, 29 escuelas y cuatro centros de investigación.
La Coordinación General de Protección Civil es la encargada de promover una cultura de la protección civil al interior de la institución, y de crear las condiciones de seguridad para el desarrollo de diversas actividades en espacios abiertos y cerrados.
Esta cultura de protección civil busca, al interior del Instituto y hacia el público que acude a sus recintos, prevenir riesgos, analizar actos y condiciones inseguras, así como minimizar los efectos de fenómenos naturales adversos, a los que pueden estar expuestas las instalaciones, los trabajadores técnicos y administrativos; los actores, bailarines, cantantes y músicos, así como las personas que asisten a los diferentes eventos del INBAL.
Ésta es una de las acciones mediante las cuales el Instituto promueve, fomenta e impulsa la cultura de prevención y protección civil entre su personal y sus usuarios en beneficio de la seguridad de los ciudadanos.