Con una oferta de más de 120 títulos, entre libros especializados de artes plásticas, música, teatro, danza, literatura y arquitectura, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) está presente en la Feria del Libro del Palacio de Minería.

El INBAL mantiene en exhibición alrededor de 1,250 volúmenes, con la intención de que los asistentes al encuentro editorial puedan revisarlos, hojearlos, convencerse de la calidad y llevárselos, aseguró Enrique Hernández, subdirector editorial del INBAL.

De acuerdo con Hernández, uno de los objetivos de la presencia del INBAL en la FIL del Palacio de Minería es darle promoción y relevancia a los libros de investigación. Se presentan más de 50 títulos editados por los Centros Nacionales de Investigación, Documentación e Información de Música, Artes Plásticas, Danza y Teatro: Cenidim, Cenidiap, Cenidi y Citru, para que el público no solo conozca, sino que pueda llevarse a casa una de las producciones sustantivas del instituto, la investigación artística.

Además de los diversos Premios Nacionales de Literatura que se publican en colaboración con diversos estados e instituciones educativas de México, el INBAL presenta más de 20 títulos entre sus novedades, como las recientes coediciones realizadas con las casas editoriales Almadía y Arquine, así como la nueva época de los Cuadernos de Arquitectura, dedicados a Ruth Rivera y Mario Pani, en la cual participan no sólo grandes diseñadores sino protagonistas de la disciplina.

Entre la oferta del INBAL están los catálogos de exposiciones realizadas en museos, entre ellos Palacio de Bellas Artes, San Carlos, Carrillo Gil, Tamayo, Galería José María Velasco. Nacional de la Estampa y Nacional de Arte. “Son publicaciones con una hechura muy cuidada: se vigila que los colores de las imágenes sean fidedignas en relación con la obra, pero también los textos están escritos por especialistas en cada tema que se aborda.

“Un sello que tienen todas las publicaciones hechas por el INBAL es la calidad. Son ediciones muy cuidadas, desde el tratamiento editorial, las plumas de los autores, los investigadores, los curadores. Cuando se tratan de libros de arte, cuidamos las imágenes. Es de lo mejor en publicaciones sobe este campo del conocimiento, con precios competitivos, atractivos, para que la gente los pueda llevar a casa”, agregó el responsable.