En relación a la contratación del maestro Srboljb Dinic como Director artístico concertador de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes (OTBA), la Secretaría de Cultura (SC) y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) informan que ésta se realizó desde 2013, bajo el régimen de prestación de servicios profesionales por tiempo y obra determinada, de acuerdo al programa artístico de la Orquesta en conjunto con la Compañía Nacional de Ópera (CNO), así como para las producciones de la Compañía Nacional de Danza (CND).

En 2018, el monto de los contratos fue por $ 4,004, 280.00 (Cuatro millones cuatro mil doscientos ochenta pesos 00/100), por la realización de 21 servicios programados con la Compañía Nacional de Ópera. El hospedaje se cubría con otros rubros.  Con la Compañía Nacional de Danza tuvo un contrato por dos funciones por un monto de $ 341,333.20 (Trescientos cuarenta y un mil, trescientos treinta y tres pesos 20/100 M.N).  Por convenio entre el INBAL y el Auditorio Nacional, este último lo contrató para la temporada del Cascanueces, por un monto de $ 1, 037,960.00 (un millón, treinta y siete mil novecientos sesenta pesos 00/100 M.N).

Al igual que todos los profesionales que laboraban en esa modalidad, el último de sus contratos terminó en diciembre del 2018. Ese mes, se le hizo la invitación verbal y por escrito para celebrar con él un nuevo contrato, dado el reconocimiento a su labor artística, al mismo tiempo que se le hizo saber la necesidad de revisar con la Subdirección General de Bellas Artes, el monto de dichos contratos, en función de la política de austeridad del nuevo gobierno.

En ese sentido y mientras se definía el nuevo monto, se le contrató para dirigir la ópera La Condenación de Fausto, bajo los mismos criterios de contratación por un monto de $ 341,333.20 (Trescientos cuarenta y un mil, trescientos treinta y tres mil pesos. 20/100).

Las Normas Internas para el Personal Artístico Integrante de las Orquestas y Coros, dependientes del INBAL, plantean la necesidad de hacer una consulta a la Orquesta, antes de cambiar o ratificar a los directores, por lo que se le solicitó tiempo para hacer la consulta. También, se invitó al maestro a la revisión de sus honorarios a través de distintas comunicaciones a las que no respondió, hasta el pasado 23 de abril en que envió un correo señalando estar esperando la propuesta económica.

En los diálogos con la Orquesta se advirtió un gran reconocimiento a su calidad artística, al mismo tiempo que una profunda división interna, lo que planteaba la necesidad de un mayor espacio de escucha y mediación, lo cual le fue notificado. La Orquesta hizo una encuesta en la que se reconocía su alta calidad artística, pero en la práctica, varios músicos en lo individual se acercaron a la Dirección General del Instituto para plantear en contraposición, cuestiones de trato y respeto a la disciplina de una Orquesta. Esto se hizo del conocimiento del maestro, a lo cual respondió con su determinación de ir a la prensa y utilizar vías legales para quienes intentan difamarlo.

El mismo día que se llevó a cabo la segunda reunión con los integrantes de la Orquesta, el maestro Dinic emitió declaraciones a la agencia Notimex en las que señaló no haber recibido una carta de despido, lo cual es improcedente por el tipo de contrato, cuyas fechas de término él conocía. Tampoco era del interés del Instituto que se fuera, de ahí que se avanzaba en el proceso de mediación para hacer una nueva contratación. También señaló que tiene información que podría dar a conocer y que sus abogados están listos.

Es por ello que ese día, en lugar de avanzar en el consenso, la Secretaría de Cultura, a través del INBAL, consideró necesario dejar en libertad al maestro para hacer sus señalamientos. Esta administración está comprometida con la mejora de la Orquesta, la calidad artística y la excelencia; con los derechos humanos, la política de transparencia y la rendición de cuentas.

Para mejorar el entorno en el que la Orquesta se desarrolla, la Secretaría de Cultura, a través  del INBAL, continuará la ruta trazada conjuntamente: revisión de la gestión, criterios y mecanismos de programación, convocatorias para cubrir las vacantes, necesidades de infraestructura, revisión de material y de los espacios para la Orquesta dentro del Palacio de Bellas Artes. Igualmente, se  continuará recogiendo las propuestas de las y los integrantes en torno a directores invitados. El INBAL comparte el interés y el compromiso de que la Orquesta tenga un director concertador a la altura de la excelencia que caracteriza a esta agrupación.