El Gobierno de México supervisa zona de riego de la presa Picachos

Nacional

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) impulsa la construcción de la zona de riego de la presa Picachos, con el fin de concluir un proyecto que favorecerá a más de 3 mil 100 usuarios del sector agrícola de Sinaloa, quienes, al aprovechar el agua que se almacena en este embalse, tendrían agua para riego.

Así lo informó la directora general de la Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, durante una gira de supervisión, encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, con la participación del gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel.

La titular de la Conagua señaló que se trata de una presa multiusos, debido a que, además de almacenar agua para el uso agrícola y para la población de Mazatlán, es un atractivo turístico con grandes oportunidades de desarrollo.

Señaló que está a punto de concretarse la esperanza de muchos sinaloenses de contar con agua para el riego agrícola, lo cual es un detonante de desarrollo para la economía regional, basada, principalmente, en la producción primaria.

Subrayó que, al tener agua para riego en esta zona, localizada en la planicie costera de Sinaloa, en ambas márgenes del río Presidio, los usuarios tendrán grandes oportunidades de incrementar su producción de chile, cítricos, frijol, hortalizas, maíz y mango, con lo cual se verán favorecidos en los rubros económico y social.

Para ello, apuntó, las 16 mil 600 hectáreas correspondientes a la margen izquierda contarán con un gasto aproximado de 20 metros cúbicos por segundo (m3/s). En tanto, las 3 mil 300 hectáreas modernizadas y las 2 mil 600 hectáreas de recién inclusión al riego agrícola contarán con un gasto de 6 m3/s.

Destacó que para la zona de riego de la presa Picachos se requerirá una inversión aproximada superior a 2 mil 620 millones de pesos (Mdp), de los cuales en 2020 se pusieron a disposición casi 600 Mdp.

La titular de la Conagua recordó que estas obras permitirán aprovechar el potencial de la presa Picachos, cuya operación comenzó en 2010.

En su momento, el mandatario estatal señaló la importancia de concretar los beneficios de esta obra que complementaría un conjunto de obras que impulsará el desarrollo agrícola del sur de la entidad.

Finalmente, subrayó que el gobierno de México ha mantenido una actitud facilitadora del trabajo en equipo, por lo que se manifestó como un aliado dispuesto a seguir trabajando de manera conjunta por el bien de los sinaloenses y de México.