El Estado debe garantizar medicamentos y tratamientos oncológicos para niños y niñas: PRI

Política

Javier Divany Bárcenas

El PRI en la Cámara de Diputados, demandó al Gobierno federal el abasto de medicamentos y la continuidad de los tratamientos a los niños que padecen cáncer en todo el país, además de poner fin a la descalificación de los padres a manos del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, que involucra irresponsablemente a nuestra infancia, sin consecuencias legales para el servidor público.

Ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, los diputados priistas propusieron un punto de acuerdo para exigir que el Gobierno federal sea sensible a las justas demandas de aquellas madres y padres que se encuentran hoy día manifestándose por la escasez de fármacos oncológicos y que al hacerlo en vías públicas se exponen inminentemente -entre otros riesgos- al contagio de Covid-19 y ponen en peligro a sus hijos enfermos.

“Hoy lo que está en juego es la vida de lo más importante para miles de familias; la esperanza por un futuro digno, por lo tanto, las autoridades de Salud no pueden darle la espalda a las madres y padres de niños con cáncer, ellos merecen ser escuchados y atendidos, les asiste el derecho de exigir se garantice la salud y una vida feliz para sus hijos”, señalan los priistas.

Pidieron tener presente que la Organización Mundial de la Salud, ha señalado que la mayoría de los tipos de cáncer infantil se pueden curar con medicamentos y tratamientos, como la cirugía y la radioterapia, por lo que para salvar vidas es necesario un diagnóstico oportuno y el acceso a medicamentos de calidad.

El PRI en la Cámara planteó que el gobierno federal garantice el derecho a la salud de la infancia y regularice el suministro de medicamentos, en virtud de que el desabasto inició con la llegada de la actual administración, derivado de las modificaciones hechas por el Ejecutivo Federal en los mecanismos para la compra de medicamentos, y el sector poblacional que ha resultado particularmente afectado es el de los niños con cáncer.

Además, exigieron una disculpa pública y la destitución del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, por atacar, ofenden y acusar sin fundamento a padres de niños con cáncer, al acusarlos de abanderar una campaña de desinformación, una “oleada de odio” en contra del Gobierno, a través de grupos fabricados que sugiere están en una nómina o reciben prebendas y generan una narrativa en contra del Estado.

Insistieron, “los menores de edad no merecen un trato discriminatorio. El gobierno y la sociedad en su conjunto debemos de apoyarlos ante la terrible enfermedad que enfrentan. Es urgente que las autoridades del sector salud solucionen el déficit de medicamentos oncológicos para no poner en riesgo la vida de nuestra infancia”.

Asimismo, delataron que hay funcionarios públicos que en los últimos dos años han minimizado el problema, mienten sobre la gravedad, ocultan información, dan explicaciones falaces y terminan por evidenciar la indiferencia y falta de humanidad del Gobierno federal.

En el Punto de Acuerdo se explica  que las legisladoras y legisladores del Revolucionario Institucional siempre han  expresado en distintos momentos su preocupación por el evidente deterioro del sistema de salud y en especial, por el abasto de medicamentos oncológicos destinados a niñas y niños, por eso, es  momento que el Gobierno revierta sus malas decisiones.

Evidenciaron que diversas organizaciones civiles y asociaciones de padres de familias han levantado la voz para exigir el abasto oportuno y de calidad de los medicamentos, incluso, hay una resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para adoptar de forma inmediata, urgente y con la debida diligencia, todas las medidas que sean adecuadas para proteger los derechos a la vida, salud e integridad personal frente al riesgo que representa la actual pandemia del Covid-19.