Principal Cultura El Espacio Cultural San Lázaro redescubre el patrimonio cultural de filósofos mexicanos

El Espacio Cultural San Lázaro redescubre el patrimonio cultural de filósofos mexicanos

141
Compartir

Con el propósito de redescubrir el patrimonio cultural de pensadores mexicanos, el Espacio Cultural San Lázaro presentó el libro La Revolución inconclusa, de José Manuel Cuéllar Moreno, para revalorar al filósofo Emilio Uranga y que su propuesta enriquezca la discusión política y social actual.María Vázquez Valdez, directora de Bibliotecas y Archivo de la Cámara de Diputados, apuntó la relevancia de abrir el recinto legislativo a los jóvenes escritores mexicanos, que como Cuéllar Moreno incursiona en su obra en una vertiente de la historia reciente del país que alienta a la reflexión, convirtiéndolo en vigente.
Invitó a consultar el libro en la Biblioteca Legislativa, al reconocer que contiene una estructura que hilvana de forma clara y sencilla los pensamientos, al ofrecer cimientos importantes para el análisis y ahondar en el conocimiento de filósofos mexicanos.
Ismael Carvallo, asesor de la Secretaría General, planteó la relevancia de conocer el legado filosófico de Emilio Uranga, quien por su libro Análisis del ser mexicano, se convierte en un referente para “conocer y entender el proceso del ser político del mexicano como una reconstrucción historiográfica que no está acabada”.
Refirió que la constante transformación del “ser mexicano” es un mecanismo institucionalizado, a través del cual se eslabonan las generaciones en constante movimiento.
De esta forma, la Secretaría General y la Dirección de Bibliotecas y Archivo de la Cámara de Diputados, promueven la difusión de la literatura nacional a través de Cuéllar Moreno, autor de La Revolución inconclusa, quien sostuvo que desenterrar a Uranga, un periodista intelectual y analizar su vínculo con el poder, al ser funcionario cercano del sexenio de Adolfo López Mateos hasta el de José López Portillo, “es vigente”.
“Estoy convencido que urge recuperar para nuestras discusiones políticas el suelo de la historia y de la filosofía. Discutimos, pero lo hacemos en el vacío, como si no hubiera sucedido nada a nuestras espaldas, campea la desmemoria, porque somos incapaces actualmente de concebirnos como herederos de proyectos”, apuntó.
Tenemos que volver la vista atrás y darnos cuenta que no estamos solos en la penosa tarea actual de construir para México un futuro, sostuvo.
José Gildardo López Tijerina, encargado de la Dirección General del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados, señaló que para Uranga la Revolución Mexicana debería ser el movimiento inspirador, porque el mexicano vive en la inconclusión de quién es y hacia dónde va. Descartó que haya sido ideólogo de los regímenes posrevolucionarios.
Alfonso Vázquez Salazar, maestro de Filosofía de la UNAM, comentó que el libro tiene la interpretación de Uranga en torno al “ser del mexicano”, para mostrarse como un proyecto inconcluso, inacabado, que no está terminado y cuyo desarrollo debe resolverse por medio de un planteamiento político de la Revolución Mexicana, por eso el título de la obra. Presenta una nueva corriente de pensamiento para reflexionar en cómo y qué es el mexicano en el siglo XX.
El libro aborda la afirmación de Adolfo López Mateos: “Mi gobierno, dentro de la Constitución, es de extrema izquierda”, declaración hecha por el entonces presidente en julio de 1960, en Guaymas, Sonora.
La obra considera que dicha expresión la planteó tratando de deslindarse de las corrientes de derecha y de las emergentes socialistas que criticaban al régimen de la Revolución Mexicana.