El Espacio Cultural San Lázaro de la Cámara de Diputados organizó la Lectura de Poesía de Ramón López Velarde, a través de la participación de seis jóvenes poetisas y poetas mexicanos, quienes rememoraron la obra del escritor zacatecano.

Como parte del homenaje “Ramón López Velarde 100 Años” del Programa Cultural México 2021: Fundaciones y Conquistas, y el 85 aniversario de la creación de la Biblioteca General del Congreso de la Unión, las y los poetas de Guanajuato, Chihuahua, Nuevo León y Zacatecas, compartieron con el público, mediante plataformas electrónicas, variadas composiciones, como “La tejedora”, último poema que escribió.

En la conmemoración también participan la Dirección General de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como el Patronato Pro Centenarios de Ramón López Velarde.

Los poetas son universales

María Vázquez Valdez, directora de la Biblioteca y Archivo de la Cámara de Diputados, destacó que a un siglo de su partida y a 133 años de su nacimiento, “lo que hay que hacer con López Velarde es leerlo. Es una lectura necesaria, cuya lírica expresa potencia y fuerza que se escucha en la voz de los jóvenes poetas mexicanos, en donde se puede discernir su vigencia”.

La poesía de López Velarde, si bien no fue tan abundante en cantidad, sí lo fue en fuerza y profundidad, consideró.

“Los poetas son universales, su origen y vínculo de sus raíces se trasluce en sus composiciones”, como es el caso del autor jerezano, para quien Zacatecas fue su musa, apuntó.

Agradeció a las y los poetas que dieron lectura a la lírica de López Velarde. Él, en su juventud, hace 100 años, cuando partió, era talentoso y brillante como la pléyade de nuevos poetas que acompañan este homenaje, subrayó.

Aseveró que hay cierta reticencia por la poesía de López Velarde porque se tuvo que leer desde la escuela primaria, a edad temprana, y surgió una especie de rechazo; sin embargo, al retomarla y conocerla de mayores se encuentra una gran riqueza, porque sus poemas son inagotables en muchos sentidos, tan es así que estamos releyéndola, apuntó.

López Velarde no es un fantasma, es un personaje viviente

Marco Antonio Flores Zavala, presidente del Patronato Pro Centenarios Ramón López Velarde, afirmó que su poesía y obra son vigentes. “No es un fantasma, es un personaje viviente”, porque su nombre lo llevan calles, centros culturales y colonias. Su legado se recuerda y encuentra en muchas partes del país, ya que los poetas son universales, muestra de ello es este homenaje, consideró.

Refirió la importancia de que jóvenes poetas, reconocidos por sus publicaciones, realicen y compartan la lectura de la lírica de López Velarde, lo cual los vuelve contemporáneos, porque la palabra une y los convierte en seres activos y permanentes.

Un poeta no tiene ciclos ni temporadas, por eso López Velarde es vigente a 100 años de su partida. Sus poemas deben ser leídos por otros poetas para que lleven la palabra del autor jerezano.

Lectura de poemas

Participaron en la lectura de poemas del lírico jerezano y de su autoría, Verónica Arredondo, originaria de Irapuato, Guanajuato, quien obtuvo el Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde. Compartió la composición “Hormigas”, y de su inspiración, “Spoiler Alert”.

Karen Cano, poeta y reportera en Ciudad Juárez, Chihuahua, ganadora del Premio Poesía Joven 2017, quien ha publicado diversos poemas y narrativas, leyó “El Mendigo”, del libro Zozobra, además compartió el Fragmento Cinco de su composición “Cuna de Arena”.

Sostuvo que la lírica de López Velarde no es lejana a nuestra época. Por ello, propuso a los maestros volver a leer a los poetas mexicanos, en particular del escritor jerezano, para darle un aire nuevo porque la actual generación está repensando la poesía y se requiere conocer y revalorar su legado.

Ezequiel Carlos Campos, originario de Fresnillo, Zacatecas, ha publicado sus obras en diversos medios impresos y virtuales de México, Colombia, Ecuador, El Salvador, Chile, Argentina, Venezuela, España y Francia. Algunos de sus poemas se tradujeron al francés, inglés, italiano y otomí. En 2019 fue reconocido con el Premio Estatal a la Juventud, en la categoría de Talento Joven Literatura. Leyó la composición “En las tinieblas”, y de su autoría, Poema 33, el más reciente de sus inspiraciones.

Aseguró que López Velarde es un orgullo para Zacatecas y México. Está presente en el imaginario literario y su recuerdo es tan vigente que se cristaliza en un sinnúmero de premios y eventos que llevan su nombre, así como calles y avenidas, lo que propicia una cercanía permanente con él.

Victoria Laphond Domínguez, poeta, egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Chihuahua, compartió el poema de López Velarde, “Mi corazón se amerita”, y de su autoría leyó “Incorpóreo”.

Sergio Pérez Torres, originario de Monterrey, Nuevo León, autor de poesía y narrativa, compartió “Sueño de los guantes negros”, y de su autoría, “Hospital”, que forma parte de su último libro, que se publicará en breve.

Sostuvo que López Velarde es un poeta nacional que se convirtió en una institución con su emblemático poema “Suave Patria”; sin embargo, se requiere conocer otras de sus composiciones que tienen una riqueza lingüística y gracia transcendente. Agradeció que se fomente y difunda su lírica por la relevancia que tiene en la configuración nacional.

Karen Salazar, licenciada en letras por la Universidad Autónoma de Zacatecas y originaria de esa entidad, quien ha publicado ensayos, poemas y narrativa en suplementos culturales, resaltó la importancia de leer la obra de López Velarde y compartió “Hermana, hazme llorar” y “La tejedora”; de su inspiración leyó “Quietud”.

Artículo anteriorPrevención y denuncia, claves en el combate a la corrupción y la impunidad: Josefina Román
Artículo siguientePES presentará denuncia por el secuestro de las redes sociales