La Secretaría de la Defensa Nacional informa que derivado de las intensas lluvias registradas el 28 de agosto del presente año, por el paso de la tormenta tropical “Hernán” en el estado de Jalisco, 190 elementos del Ejército Mexicano aplicaron el Plan DN-III-E, en su Fase de AUXILIO.

Ante las afectaciones ocasionadas por citado fenómeno meteorológico en las comunidades de Melaque, Pinal Villa, Jaluco y El Rebalse, pertenecientes al municipio de Cihuatlán, se desplegó un total de 101 elementos en vehículos militares jurisdiccionados a la 41/a. Zona Militar (Puerto Vallarta, Jal.), con el objeto de llevar a cabo las siguientes actividades en beneficio de la población damnificada por el desbordamiento del Río Marascabo:

  • Evacuación de 97 personas hacia albergues establecidos.
  • Desazolve y limpieza de viviendas.
  • Remoción de 110 m³ de tierra y lodo.
  • Retiro de 30 árboles.
  • 10 consultas médicas.
  • Retiro de 1 vehículo varado.

Asimismo, se proporcionó seguridad periférica en el lugar del evento, con la finalidad de proteger a la población ante los riesgos que pudieran presentarse.

De igual forma, en el municipio de Autlán de Navarro, 24 militares pertenecientes a citado Mando Territorial, se trasladaron en 2 vehículos oficiales hacia la Escuela Primaria Urbana No. 281 “Chapultepec”, a fin de realizar el pintado de aulas y limpieza de áreas verdes, así como la remoción de lodo y escombro, además de llevar a cabo reconocimientos en las áreas con posible afectación por las intensas lluvias ocasionadas por la presencia de “Hernán”.

Del mismo modo, en los municipios de Puerto Vallarta y De la Huerta, ante el deslave de tierra y piedras sobre las vías de comunicación, 65 soldados de este Instituto Armado, realizaron el retiro de 130 m³  de citado material pétreo.

Por otra parte, con motivo de una explosión por acumulación de gas en un domicilio particular en la colonia Huitzico, alcaldía Iztapalapa, Cd. Méx., 28 soldados y 3 vehículos oficiales jurisdiccionados a la 1/a. Zona Militar (Ciudad de México), se trasladaron de forma inmediata al lugar del evento a fin de coadyuvar con la evacuación de personas del inmueble; además, se brindó seguridad periférica para evitar mayores incidentes que pudieran afectar a las personas adyacentes.

El personal militar participó de manera coordinada con las autoridades locales, durante la atención a citado siniestro.

Con estas acciones, el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos demuestran que la confianza social en la Institución es la mejor evaluación que tenemos de nuestro desempeño, siempre en beneficio del pueblo de México.