Principal Deporte El dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca, vigente con su obra...

El dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca, vigente con su obra La vida es sueño

85
Compartir

Dramaturgo oficial de la corte de Felipe IV, caballero de la Orden de Santiago y uno de los más destacados literatos barrocos del Siglo de Oro español, Pedro Calderón de la Barca fue autor de 110 comedias y 80 autosacramentales y sus montajes fueron la culminación del modelo de teatro barroco creado a finales del siglo XVI y comienzos del XVII por Lope de Vega.Por todo lo que significa su trayectoria, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) recuerda al autor madrileño en el 420 aniversario de su nacimiento el 17 de enero de 1600.
Comedias de dramas y tragedias en las que se incluye su obra de teatro más conocida La vida es sueño (1635) -cuya puesta en escena es todavía un reto para los dramaturgos actuales y porque sigue cautivando al público al tocar fibras entre lo fugaz de la vida y el delgado límite entre lo real y lo ficticio-, El alcalde de Zalamea, Amar después de la muerte o El Tuzaní de las Alpujarras, Los cabellos de Absalón, El mágico prodigioso, El mayor monstruo del mundo, El médico de su honra, El pintor de su deshonra y El sitio de Breda
Hombre de personalidad contrastante, impulsivo en su juventud, pero reflexivo y sereno en su adultez, su estilo de hacer comedias recaía en dos formas: la primera en un teatro nacional y costumbrista, y la otra era un teatro muy personal.
Hijo de Pedro Calderón de la Barca y de María Nieto, estudió en el Colegio Imperial de los Jesuitas en Madrid, donde conoció a los poetas clásicos latinos y en 1614 ingresó a la Universidad de Alcalá, al año siguiente y hasta 1620 estudió cánones y Derecho en Salamanca. En 1623 estrenó sus primeras comedias.
Sus obras se centran en la oposición o confrontación entre la razón y las pasiones, lo intelectual y lo instintivo, y el entendimiento y la voluntad.
Autor fecundo
Un año antes de su muerte realizó un recuento de su trabajo literario, el cual constaba de 110 comedias y 80 autosacramentales, así como loas, entremeses y algunas obras menores. Falleció el 25 de mayo de 1681 a los 81 años.
Su obra se clasifica en comedias de capa y espada como La dama duende, Casa con dos puertas, mala es de guardar, El galán fantasma, Guárdate del agua mansa y Mañanas de abril y mayo.
En autosacramental y comedia hagiográfica destaca A María el corazón, Andrómeda y Perseo, El año santo de Roma, La aurora en Copacabana, El cordero de Isaías, La devoción de la cruz, El diablo mudo, El divino cazador, El divino Jasón, El divino Orfeo, El gran teatro del mundo, El indulto general, La inmunidad del sagrado, Loa en metáfora de la piadosa hermandad del Refugio, La nave del mercader y No hay instante sin milagro, Sueños hay que verdad son y Triunfar muriendo y La viña del Señor, entre otras.
Los autosacramentales son representaciones dramáticas en uno o varios actos, de carácter alegórico y referidas a la Eucaristía, que se representaban en la festividad del Corpus Christi. En ellos, Calderón dramatiza conceptos abstractos de la teología católica convirtiéndolos en personajes, en el que aparecen entes abstractos como la hermosura, la discreción, entre otros. Además, cumplían la tarea de transmitir la teología y sus dogmas.

En comedias fantásticas y mitológicas se puede mencionar Amor, honor y poder; Céfalo y Pocris; Eco y Narciso; El faetonte, La fiera, el rayo y la piedra; Fortunas de Andrómeda y Perseo (comedia); El mayor encanto, amor; y El monstruo de los jardines.

Teatro cómico breve, Las carnestolendas, La casa de los linajes, La casa Holgona, El convidado, El desafío de Juan Rana, Don Pegote, El dragoncillo, La franchota, Los sitios de recreación del rey, El Toreador y Las visiones de la muerte, principalmente.