El CTC también alberga tiernas historias de amor perruno

Metrópoli

• Una pareja de adultos llevó una donación a nombre de su perrito recién fallecido

• En otro caso, Pantita fue adoptada tras sanar de una grave afección dermatológica

En el Centro de Transferencia Canina (CTC), un espacio de cuidados temporales de canes rescatados en el Metro, suelen ocurrir singulares historias de amor eterno a los canes. Como la de una pareja de adultos, que llevó un bulto grande de croquetas, donación enmarcada en el duelo que viven por la partida de Tomasito, su mascota que los acompañó durante más de una década.

La semana pasada, el matrimonio visitó el CTC y entregó el alimento, acompañado de la nota: “Para mis compañeros. Con amor y cariño desde el cielo: Tomasito”.

Ellos refirieron que a través de noticiarios televisivos, se enteraron de la existencia del CTC, por lo que como un homenaje póstumo a su fiel acompañante, decidieron llevar esa donación, ya que se enteraron de que este albergue temporal registra saturación ante el incremento del número de canes que tiene actualmente, que ya son 42.

La señora y el señor, que pidieron el anonimato, dieron esta aportación de alimento en el marco de la tristeza y duelo que viven por la partida de Tomasito, quien ya cruzó el arcoíris para encontrar paz y felicidad eterna. Comentaron que visitar el CTC es una manera de recordar a su fiel mascota y menguar el dolor que enfrentan.

Otra historia de amor canino, es la de Pantita, una perrita criolla de pelaje oscuro y talla pequeña, que fue rescatada en vías de la terminal Pantitlán, Línea 1. Aunque no presentaba lesiones por caminar entre durmientes, tenía una grave afección en el rostro y en algunas partes de su cuerpo, ocasionado por sarna.

Y coincidió que el día que Pantita llegó al CTC, una persona lo visitaba para conocer a los huéspedes caninos. De inmediato, ambos hicieron “click”, un amor a primera vista y él pidió adoptarla, por lo que llenó el formulario correspondiente y cumplió con los requisitos solicitados.

A su adoptante no le importó que su futura mascota tuviera esa grave lesión cutánea por lo que paciente, esperó a que recibiera el tratamiento dermatológico y sanara. El personal de dicho centro, a cargo de la MVZ, Gabriela Villicaña, estuvo atento de sus cuidados y evolución.

Pantita quedó totalmente restablecida y sana. Se entregó esterilizada. Ahora, es la copiloto oficial de su adoptador, un aficionado al motociclismo, que suele llevarla a bordo de su máquina, con su arnés especial, a visitar a sus antiguos compañeros en el CTC y llevarles algún presente, como croquetas. La perrita responde al cariño y cuidados que recibe, con fidelidad y nobleza incondicionales.

Las personas interesadas en adoptar un can o llevar alguna donación, pueden acudir directamente al Centro de Transferencia Canina del Metro, que está ubicado en Avenida de las Culturas, s/n, colonia El Rosario, alcaldía Azcapotzalco (enfrente de la estación Bachilleres 1, del Metrobús, Línea 6). Tiene un horario de atención diaria, de 10:00 a 17:00 horas.

Otra opción para obtener informes, es a través del correo institucional: ctc@metro.cdmx.gob.mx