El Coro de Madrigalistas de Bellas Artes y la orquesta Antiqva Metropoli se unen por primera vez para ofrecer una experiencia única de música barroca a partir de las obras creadas por Jan Dismas Zelenka (1679-1745), un compositor que fue altamente apreciado por figuras como Johann Sebastian Bach.
Ofrecerán dos conciertos, convocados por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, el 15 de marzo en el Anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Idelfonso y el 17 en el Salón de Recepciones del Museo Nacional de Arte, a las 19:00 y 11:30, respectivamente.
“Los invitamos a todos a escuchar este magnífico programa integral del compositor checo Jan Dismas Zelenka que verdaderamente es de una belleza estética increíble”, comentó en entrevista Juan Luis Mátuz García, director de Antiqva Metrópoli.
El programa está conformado por obras como Magnificat en do mayor, Nisi Dominus en la menor ZW92, Hipocondrie a 7 en la menor y Miserere en do menor ZW57, entre otras. Son piezas de Zelenka que se caracterizan por progresiones armónicas, uso constante de cromatismos y la búsqueda de nuevas sonoridades en una escritura de gran virtuosismo y carga emocional.
Jan Dismas Zelenka es un compositor poco difundido —refirió Mátuz—, ya que su obra se empezó a rehacer a nivel internacional a finales del siglo XX: “El programa que vamos a ofrecer es muy interesante porque toda la música vocal tiene diferentes colores, es muy rica en cuanto a su forma composicional y la cantan diferentes secciones del coro”.
El director de Antiqva Metropoli dijo que gran parte de las obras corales de Zelenka son de corte religioso porque fue vice maestro de capilla de la corte de Augusto II de Polonia y tiempo después fue nombrado director de música de la Iglesia de la Corte de Dresde.
Posteriormente Mátuz explicó que Zelenka fue reconocido por grandes exponentes: “Varias de sus obras fueron aclamadas por Johann Sebastián Bach, es un compositor realmente muy interesante y extraordinario que no se interpreta muy seguido aquí y esa es la idea del programa, poner nuevamente a Zelenka en el movimiento musical de nuestro país”.
Además, señaló que es la primera ocasión que comparten un programa al lado de la agrupación mexicana. “Es la primera vez que trabajamos juntos, algo verdaderamente histórico y hermoso porque este año Antiqva Metropoli cumple 11 años y colaborar con el Coro de Madrigalistas dentro de este festejo es verdaderamente un gran honor”.
“En este programa tenemos un reto muy especificó porque la forma de componer de Zelenka era poco usual para su época, de repente hay enriquecimientos con armonías que jamás se piensa que tienen determinados movimientos y es una mezcla de muchas formas y estilos”, indicó Mátuz.
Antiqva Metropoli se ha enfrentado a realizar música de un compositor que fue muy valorado en su momento —mencionó el director de la agrupación—, tenía un gran talento y mezclaba muchas cosas de las que se había empapado toda su vida.
Por último, Juan Luis Mátuz García dijo que, desde su creación, la orquesta Antiqva Metropoli se encuentra dentro de la corriente de la
música históricamente informada y del repertorio barroco temprano, medio y tardío.
“Hemos intentado que la agrupación, desde sus inicios, tenga ciertos elementos que la caractericen como la afinación en 415, el uso de la cuerda de tripa en los instrumentos de cuerda flotada, elementos como la guitarra barroca y buscamos una sonoridad lo más cercano a la época en que fueron concebidas las obras”, finalizó.