El Centro de Investigación Coreográfica inició su jornada de actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer

Cultura
  • El taller Danza para la paz permitió a las participantes reconocerse a través del arte del movimiento

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el Centro de Investigación Coreográfica (Cico), del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) y la Subdirección General de Educación e Investigación Artísticas (Sgeia), inició su Jornada de actividades con la realización del micro taller de movimiento Danza para la paz, a cargo de Kimberly Trevilla y Camila Tufiño, estudiantes del 6º semestre de Técnico Superior Universitario en Investigación y Creación Dancística que ofrece dicho centro educativo.

Con la práctica de diversas dinámicas que abarcaban múltiples partes del cuerpo, así como ejercicios de respiración y la participación de un grupo de mujeres jóvenes y adultas, la clase estuvo enfocada a lograr la paz interior que permitiera el equilibrio, la tranquilidad y la relajación.

La tallerista Camila Tufiño explicó que Danza para la paz es un taller que responde a una investigación en proceso y un método que intenta detonar, a través del movimiento personal y colectivo, la sensibilidad transformadora, la cual está relacionada con la posibilidad del encuentro con la realidad propia y aquello que está inscrito en nuestro cuerpo y vivencia, fuente de conocimiento, lo cual permite la transformación interna y del espacio que se habita.

La jornada de actividades concluirá el 8 de marzo a las 12:00 horas con la muestra del performance creador el día previo, en un acto que permitirá visibilizar la carga social depositada en las mujeres y en las prendas, como los vestidos, las faldas y los calzones, dentro de una propuesta de acciones que rompan con los prejuicios y falsas creencias sobre los calzones y la expresividad al verse.

Diana Ivonne Veloz Ibarra, ayudante en la gestión y logística de la jornada de actividades del Cico –https://sgeia.inba.gob.mx/agendarte– afirmó que el propósito es crear espacios íntimos para la comunidad estudiantil y externos que puedan brindar a las mujeres un diálogo desde todo lo que le aflige a partir de su sexo y la sociedad.