En el marco de la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard Casaubon dio a conocer los avances en las medidas implementadas por el Gobierno de México y encabezadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores, para dar atención especial al fenómeno migratorio.

El secretario señaló que las acciones implementadas han derivado en una reducción del flujo migratorio en un 56% entre junio y agosto del presente año. Asimismo, reiteró que todas y cada una de estas acciones se implementaron con fundamento en la Ley Mexicana de Migración y en nuestras disposiciones constitucionales.

En lo referente al despliegue de la Guardia Nacional para atender dicho fenómeno, informó que se han movilizado a 14 mil 951 elementos en la frontera norte del país y a 10 mil 500 elementos en la frontera sur, con un total de 25 mil 451 efectivos que contribuyen a las tareas de migración y seguridad en territorio nacional.

De igual manera resaltó que, a pesar de ser uno de los despliegues más grandes y complejos que ha habido en materia de seguridad, solamente se han presentado 7 quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Se dará seguimiento a estas quejas, sin embargo, es de resaltar que, a pesar de la complejidad del despliegue, este ha sido exitoso y con respeto a los derechos humanos.

En cuanto a las acciones implementados para salvaguardar la vida e integridad de los migrantes centroamericanos, el funcionario dio a conocer que en el periodo señalado se han recuperado 35 tractocamiones con un total de 2 mil 186 personas, de las cuales casi el 40% eran menores de edad. A raíz de estos operativos comunicó que, en conjunto con la Fiscalía General de la República, se han abierto 778 carpetas de investigación, se ha imputado a 1099 personas, se ha puesto a disposición del juez a 622 sujetos y se ha vinculado a proceso por tráfico de personas a 357 individuos. De esta forma, se busca que la migración a nuestro país sea segura, ordenada y regular.

Por otra parte, el canciller agradeció la colaboración del subsecretario del Trabajo, Horacio Duarte, quien ha sido pieza fundamental en la estrategia para formar centros integradores para migrantes en el norte del país. Estos centros son fundamentales para recibir a los migrantes y también para respaldar a las autoridades locales en la atención de aquellas personas que están esperando en México su audiencia en Estados Unidos. Se está trabajando en la puesta en marcha de tres centros: Tijuana, Mexicali y Nuevo Laredo.

En referencia al programa Sembrando Vida, el secretario Ebrard reconoció el esfuerzo de Javier May, subsecretario de Inclusión Productiva de la Secretaría de Bienestar y responsable de ampliar el programa, con énfasis en el sur del país. A la fecha, se han integrado a 4 mil 300 migrantes, particularmente en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche y Oaxaca.

De igual manera, el canciller reportó que se utilizaron recursos del Fondo México para reparar y adecuar espacios, particularmente en Tapachula, Chiapas. Entre ellos, albergues como El Buen Pastor, El Café, la Estación Migratoria Siglo XXI, el albergue del DIF municipal para niñas y la sala multidisciplinar Territorio Joven. Lo anterior en estrecha colaboración con el Instituto Nacional de Migración.

Por otro lado, Ebrard Casaubon habló de los avances en las aportaciones del Plan de Desarrollo Integral, en el que Estados Unidos se comprometió a destinar 2 mil millones de dólares. Señaló que durante este periodo la Corporación de Inversión Privada en el Exterior del Gobierno de los Estados Unidos (OPIC por sus siglas en inglés) anunció cartas de intención que movilizarán 800 millones de dólares para proyectos de infraestructura y 126 millones de dólares para pequeñas o microempresas, lo que hace un gran total de 926 millones de dólares.

También informó que, para el caso de Centroamérica, se están invirtiendo 60 millones de dólares por parte de México para implementar los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro en El Salvador y Honduras, y próximamente se establecerá contacto y conversaciones con el presidente electo de Guatemala para incluir a también a este país.

Finalmente, el secretario agradeció a todos los responsables de las diferentes instancias públicas y privadas que han hecho posibles estas labores, y aseguró que con todas estas acciones se lograron tres cosas fundamentales: la reducción de un flujo migratorio grande, complejo y que ponía en tensión nuestras normas legales y nuestra propia política migratoria; logros alcanzados con respeto a los derechos humanos; y que México está dando ejemplo, en el caso de Guatemala, Honduras y El Salvador, de que con poco dinero se podrían crear empleos en esos países. El resultado de estos meses de trabajo es concluyente: para hacer frente al flujo migratorio, la promoción del desarrollo es la mejor política.