El arquitecto Xavier Guzmán reflexionará sobre el quehacer de Teresa Proenza en su más reciente libro

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) invita al conversatorio sobre el libro Para que no se olvide: Teresa Proenza (1908-1989). Una espía cubana en la política, la cultura y el arte de México, resultado de una ardua investigación realizada por Xavier Guzmán Urbiola con fuentes de primera mano en torno a la fascinante y enigmática personalidad de Teresa Proenza, así como de su participación en momentos clave de la historia contemporánea.

La actividad se llevará a cabo en el Aula Magna José Vasconcelos del Centro Nacional de las Artes el miércoles 20 de marzo a las 17:00, con la participación del autor, de Ricardo Pérez Montfort y de Carlos Guevara Meza como moderador.

“Es una segunda presentación del libro que tiene la intención de conversar y crear un verdadero diálogo dentro de un ámbito académico, de estudiantes e investigadores, para reflexionar sobre Teresa Proenza y que surja algo más sugerente. La investigación inició con un artículo para el catálogo de la exposición Diego Rivera y la experiencia en la URSS en torno a su militancia y trabajo al lado del muralista”, comentó en entrevista Xavier Guzmán.

A lo largo de su vida, Teresa Proenza vivió diversas experiencias cerca de destacadas personalidades. Estuvo presente en España durante la Guerra Civil, fue secretaria de la revista Paz y de Diego Rivera, amiga cercana de Frida Kahlo, se involucró con el Movimiento 26 de Julio, fue agente cubana, agregada de prensa y propaganda en la Embajada de Cuba en México entre 1959 y 1964 y recibió a Lee Harvey Oswald cuando acudió a dicho recinto para solicitar una visa.

“El libro de Teresa Proenza es la historia, tal como la concibo, en torno a este personaje, y su valor radica en que permite ver una serie de cosas más allá de lo aparente. El 80% es información que nadie sabía; es un asunto muy actual por la apertura de todos los archivos, no solo del Archivo General de la Nación, sino de muchos archivos que permanecen cerrados y que estudiarlos nos arrojaría mucha luz para entender una gran cantidad de cosas”, dijo el doctor Guzmán.

La información que ofrece el libro es muy importante —explicó el autor—, ya que Proenza fue una comunista militante convencida de sus ideas, lo que en los años treinta era un compromiso de por vida y se renunciaba a la individualidad. “Convencida de sus ideas, participó en la Guerra Civil Española y salvó a muchas personas después de perder la guerra, como se ve en una carta que encontré de ella que envía desde París a Fernando Gamboa donde le manda una lista de las personas que hay que rescatar”.

Mencionó que se trata de una publicación que parte de la historia que aspira a entender un problema, a partir de toda la información dada, para poder explicarlo. “El resultado de todo esto es un retrato de Teresa Proenza mucho más vivo, de un ser humano de carne y hueso que a veces acierta y otras se equivoca, que se involucra en cosas impresionantes que a veces salen bien y otras mal. Fue un agente comunista que actuaba a la luz del día y una gran diplomática”.

Afirmó además que su libro presenta un estudio de Proenza desde el afecto: “Yo la quise mucho, fui su amigo, y conmigo y con el INBAL fue muy generosa al donar su archivo, por eso este libro es como una retribución y homenaje a su generosidad, no es una manera de salvar a nadie, sino de entenderla para explicar a un ser humano fascinante, contradictorio, generoso y enigmático”.

Consideró que es un libro que puede resultar muy interesante para mucha gente, “Los académicos, investigadores, estudiantes que estén interesados en temas de arte tendrán en este libro joyas en tanto que ella estuvo muy cerca de Frida Kahlo y Diego Rivera. Además es un asunto que interesará particularmente a todos los historiadores, hoy que estamos revalorando lo que fue la Guerra Fría en el mundo; es una publicación que ofrece una historia de vida de un personaje que actúa muy comprometidamente en este evento con hechos muy significativos”.

Xavier Guzmán Urbiola ha sido director de Arquitectura y Subdirector General de Patrimonio Artístico del INBAL. Actualmente es investigador del Centro Nacional de Investigación Documentación e Información de Artes Plásticas de la misma institución y Miembro Honorario de la Academia Nacional de Arquitectura desde 2006. Ha publicado los libros Hacienda la Gavia, Carlos Leduc, vida y obra, Juan O’ Gorman. Sus primeras casas funcionales, y Guillermo Tovar de Teresa. Ensayo biobibliográfico, entre otros.