Principal Nacional Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos participaron en Macrosimulacro Nacional 2020

Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos participaron en Macrosimulacro Nacional 2020

60
Compartir

En el marco del “Macro Simulacro Nacional 2020”, la Secretaría de la Defensa Nacional informa que como parte de los programas del Gobierno de la República, 634 elementos militares activaron 59 Centros Coordinadores de Plan DN-III-E, en el Valle de México, en las 12 Regiones y 46 Zonas Militares; asimismo, de la misma manera se activó la Fuerza de Apoyo para Casos de Desastres (F.A.C.D.), en su fase uno (Prevención) con un efectivo de 834 elementos, 49 vehículos, una cocina comunitaria, maquinaria pesada de ingenieros, una aeronave, dos lanchas, herramienta, material y equipo diverso.

Además, se estableció una demostración estática en la Cd. Méx., de la F.A.C.D. ubicada en División del Norte y Cuauhtémoc, con 113 efectivos y dos binomios canófilos, para la materialización de un ejercicio de evacuación de personas, acordonamiento del área, vigilancia, seguridad periférica y el establecimiento de un albergue.

De igual forma en el resto del país, se movilizaron a 6,540 elementos en 436 vehículos, quienes activaron 218 Fuerzas de Reacción; asimismo, 180 militares se integraron al C-5 de la Cd. Méx. y a los Comités Estatales y Municipales de Protección Civil.

Por otra parte y con el fin de impulsar la cultura de Protección Civil en instalaciones militares y sus unidades habitacionales, esta Dependencia del Ejecutivo Federal participó en el “Macro Simulacro 2020” con 75,349 elementos castrenses y 38,221 derechohabientes (113,570 en total) jurisdiccionados a los diferentes Mandos Territoriales y al Valle de México en la evacuación de 1,910 edificios.

Con estas acciones, la Secretaría de la Defensa Nacional refrenda su compromiso y responsabilidad al pueblo de México de servir ininterrumpidamente; asimismo, invita a la población que participe en este tipo de actividades con la finalidad de implementar las medidas preventivas y fomentar la cultura en caso de un desastre natural.