Jessica Liliana Gutiérrez Gómez, ex alumna de la Licenciatura en Biología Experimental de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), ha sido elegida –junto con otros siete recién egresados de instituciones de educación superior– por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) como parte de la primera generación de la Iniciativa para el Desarrollo de Talento, la cual recibió más de 600 solicitudes de todo México.

Este programa busca integrar, durante un año, a profesionales de todo el país que respondieron a la convocatoria a un proceso que incluyó la presentación de proyectos y entrevistas para determinar a los finalistas, de acuerdo con las bases a participar de la invitación a aquellos graduados entre 2019 y 2021 en Química, Farmacología, Ciencias de la Comunicación, Relaciones Internacionales, Economía, Publicidad, Periodismo o Diseño Gráfico.

“Mi Licenciatura como tal no estaba, pero aun así decidí mandar mi propuesta”, que al final fue aceptada para trabajar en áreas estratégicas de la Comisión, incluidos el Comité de Moléculas Nuevas, la Dirección de Asuntos Internacionales y el Centro de Innovación y Capacitación Cofepris, señaló Gutiérrez Gómez, quien se desempeñará en la primera de éstas.

La bióloga experimental por la Unidad Iztapalapa expuso que su proyecto consiste en mecanismos de autorización y fármaco-vigilancia para la contención de las resistencias antimicrobianas, ya que “la excesiva automedicación que existe, tanto en el país como en el ámbito internacional, constituye un problema de salud grave que viene de muchos años atrás y si no hacemos algo ya es probable que en el futuro no sepamos cómo resolverlo o no tengamos la capacidad para enfrentarlo”.

El objetivo es plantear vías para contener en los niveles de autorización o fármaco-vigilancia la resistencia antimicrobiana; la egresada de la UAM espera la aprobación a algunas ideas que ha presentado para darles seguimiento.

Gutiérrez Gómez considera también la educación para que la población comprenda “que no debe automedicarse y mucho menos con antibióticos, porque a muchos se nos hace fácil ingerirlos como si fueran dulces y la idea es hacer conciencia del daño que generan al favorecer la resistencia a antimicrobianos”.

La Cofepris trabaja de la mano con otras agencias similares de Estados Unidos, Canadá y de algunos países de Europa para compartir ideas y esfuerzos en conjunto, porque este asunto no está contenido en territorios nacionales, sino que es un asunto global.

Sobre sus expectativas ante la experiencia en la dependencia del gobierno mexicano comentó que será por un año, pero “dependerá de nuestras competencias” profesionales seguir colaborando en alguna de las áreas, pues “en primera instancia se abren muchas posibilidades de acceso al conocimiento”.

“Específicamente voy a estar en el Comité de Moléculas Nuevas aprendiendo de las actividades que se efectúan cada que un medicamento o vacuna pretenden ingresar con un registro sanitario al país y daré seguimiento al proyecto de resistencia antimicrobiana”, precisó.

Esta iniciativa “me abre la oportunidad de intervenir en diferentes propuestas y enterarme a fondo de las acciones del Comité, pero además podré ayudar en otros análisis con las áreas de fomento y comunicación social, y de relaciones internacionales”.

Como parte de la bienvenida, los egresados seleccionados visitaron las oficinas del comisionado federal y las principales divisiones de la Comisión, y recibieron una capacitación inicial sobre la integración de este organismo y sus tareas primordiales.

También conocieron las instalaciones del laboratorio de la Comisión de Control Analítico y de Amplia Cobertura, que coopera con la Cofepris en la realización de ensayos a todos los productos sujetos al control sanitario, así como las de la Farmacopea de Estados Unidos Mexicanos, donde “pudimos aprender acerca de su historia y observar su primer ejemplar impreso y las ediciones posteriores hasta la actual”.

De acuerdo con un comunicado, “con iniciativas como ésta, la autoridad regulatoria complementa el talento de sus profesionales dedicados a la protección contra riesgos sanitarios con una nueva generación de recién egresados, contribuyendo a la formación de personas comprometidas con la salud y el trabajo de esta comisión”.

Artículo anteriorCon biometría digital desarrollan en el IPN sistema de reconocimiento de tortugas marinas para su conservación
Artículo siguienteLa UAM propone un modelo de organización del trabajo académico pospandemia