El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que además del Tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el gobierno que encabeza impulsará acciones que generen un desarrollo equilibrado y horizontal para fomentar el crecimiento y la distribución de la riqueza, particularmente en el sureste de México.

“Sí es importante el Tratado, pero no es lo único; estamos hablando como de cuatro o cinco años para impulsar la actividad productiva de México”, refirió.

Durante la conferencia de prensa matutina, el mandatario sostuvo que la economía nacional no dependerá del acuerdo, sino que se reactivará a partir de proyectos de infraestructura, como la explotación de campos petroleros, la refinación para la producción de gasolinas, el desarrollo del Istmo de Tehuantepec, la construcción del Aeropuerto Internacional ‘General Felipe Ángeles’ y el Tren Maya, entre otros.

El jefe del Ejecutivo calificó el acuerdo como conveniente para las tres naciones que lo integran y reiteró que la parte negociadora del Gobierno de México defendió la soberanía nacional desde el periodo de transición hasta la fecha, luego de que la administración anterior aceptó condiciones que afectaban al país en materia energética.

Destacó la disposición de diálogo que mostraron el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.