¿Duermen los peces?, montaje para reflexionar sobre el proceso de duelo

Cultura
  • Primer proyecto del Ciclo Nuestras Latitudes de la Coordinación Nacional de Teatro; funciones del 26 al 28 de mayo en la Sala Xavier Villaurruti

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través del Programa de Teatro para niñas, niños y jóvenes de la Coordinación Nacional de Teatro (CNT), presentan ¿Duermen los peces?, de Jens Raschke, bajo la dirección de Karina Hurtado e interpretación de Meztli Robles, del 26 al 28 de mayo, viernes a las 11:00; sábado a las 11:00 y 13:00 horas; y domingo a las 13:00, en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque (CCB).

Esta obra trata sobre la pérdida y el proceso de duelo desde la mirada de una niña, Jette que tiene 10 años y muchas preguntas, las cuales su padre no siempre puede responder. Ella nos cuenta cómo fue su vida desde que Emil, su hermano menor, cayó enfermo. Emil ya no está y Jette ha pintado nubes negras, de tristeza y rabia, pero esas nubes pronto volverán a ser blancas.

La creación es de la compañía Ánima Escénica originaria de Guadalajara, Jalisco. Sus trabajos se enfocan en montajes con títeres y objetos y esta puesta cuenta con diversas técnicas de animación, como: títeres planos, bunraku y sombras; es un monólogo, dirigido a niños principalmente, que trata sobre la pérdida y el proceso de duelo. Este es el primer proyecto del Ciclo Nuestras Latitudes a cargo de la CNT.

La directora de la obra, Karina Hurtado, comentó que “esta pieza se centra en todas esas preguntas que la protagonista se hace respecto a la vida y su existencia, todas esas cosas que nos cuestionamos cuando nos toca vivir un suceso que nos trastoca. Es importante hablar del tema de la muerte y entender que vamos a transitar en estas etapas de la vida, en las cuales también nuestras mascotas van a perecer. Entonces, me parece una reflexión importante para compartir con niños para que puedan hablar con sus padres y seres cercanos sobre esto, porque en algún punto todos lo tendremos que afrontar.

“Todos en algún punto de nuestra vida tendremos que decir adiós a una mascota o un ser querido. Por lo que nos parece importante invitar a la reflexión de estos temas a través del teatro. Es una obra que habla de la muerte, pero también de lo bello que es vivir”, finalizó.

La traducción al español estuvo a cargo de Claudia Cabrera, el diseño y realización de títere bunraku es de Rita Basulto, el diseño de iluminación y espacio escénico es de Fernando Cano Nano, el diseño y realización de vestuario de Neri Núñez Custom Design y la composición musical de David López Luna.