Principal Cultura Diversificar actividades y mayor presencia nacional de la Orquesta de Cámara de...

Diversificar actividades y mayor presencia nacional de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes objetivo del director Ludwig Carrasco

78
Compartir

Luego de su nombramiento, el pasado 2 de septiembre, como nuevo director artístico de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA), el maestro Ludwig Carrasco estará por primera vez al frente de la agrupación en el concierto 3 de la Segunda Temporada 2019, a realizarse el jueves 17 y el domingo 20 de octubre con un programa formado por obras de Satie, Villa-Lobos, Piazzolla y Mendelssohn.
Previo a su primer concierto con la OCBA, Ludwig Carrasco expuso algunos de sus planes al frente del grupo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL): “Luego de estar en Europa varios años, participé el año pasado como director invitado y me encontré con una orquesta más desarrollada, motivada e interesada en trabajar nuevos proyectos interdisciplinarios, vinculantes con otras artes y de tener mayor visibilidad ante el público”.
El violinista y director de orquesta dijo que es un honor estar al frente de la OCBA, pero también implica un gran reto, por la tradición que tiene y la experiencia acumulada. “Ver que los músicos de la OCBA están en la disposición de enfrentar nuevos retos y quitar a la música de cámara la etiqueta de elitista o clásica, es un aliciente”.
Originario de Morelia, Michoacán, Ludwig Carrasco cuenta con licenciatura y maestría en las especialidades de violín y dirección de orquesta. Asimismo, obtuvo títulos a nivel posgrado en Musicología y Gestión cultural y es candidato a doctor en Dirección orquestal por la Northwestern University, con sede en Illinois, Estados Unidos.
Luego de perfeccionar su formación artística en Alemania, Austria, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Suiza, aseguró que cada director busca dejar una huella en la orquesta a la que llega. En ese sentido, su interés con la OCBA es lograr un sonido propio. “Tengo en mente un sonido distinto al de ahora, reconocible, ése es un trabajo que llevará tiempo, no se logrará de la noche a la mañana, pero espero que en breve se empiece a notar un cambio, porque eso atrae al público”.
Cada director busca dejar una huella en la orquesta a la que llega, dijo. En ese sentido, su objetivo es trabajar con la OCBA para lograr un sonido propio. “Tengo en mente un sonido distinto al de ahora, reconocible, trabajo que llevará tiempo, no se logrará de la noche a la mañana, pero espero que en breve se empiece a notar un cambio, porque eso atrae al público”.
Asimismo, el nuevo director de la agrupación artística del INBAL; que ha perfecconado su formación en Alemania, Austria, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Suiza, comentó que en su proyecto plantea diversificar las actividades de la OCBA en varios sentidos: uno está relacionado con lograr mayor presencia nacional y extraer todo su potencial. “Como orquesta de cuerdas tiene más facilidad para trasladarse y espero encontrar con muchos colaboradores al interior de los estados, a mediano plazo, y en el extranjero, a un plazo más largo”.
En cuanto a la programación dijo que busca una mayor igualdad en materia de género. “Aunque pareciera que en la música eso no importa, sí importa mucho, sobre todo cuando se trata de buena música. Creo que a nivel mundial hay cierta desventaja para las mujeres compositoras, directoras y solistas; considero que debe haber mayor equilibrio. Por eso, seremos más insistentes en la presencia de la mujer dentro de la OCBA, y será por sus propios méritos”.
Asimismo, planteó dar mayor apoyo a la música mexicana y extenderlo hacia la creación latinoamericana, porque hay mucha riqueza por descubrir.
Ludwig Carrasco estará en su primer concierto al frente de la OCBA los días jueves 17 de octubre a las 20:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y el domingo 20 a las 12:00 en el Conservatorio Nacional de Música, en el que participará como solista la fagotista Rocío Yllescas.
El programa estará formado por las obras de Erik Satie: Gymnopedia 1 (con orquestación de Robert D. McCashin) y Gymnopedia 3 (orquestación de Matteo Sprüngli); Ciranda das Sete Notas (Estribillo de siete notas) para fagot y cuerdas, de Heitor Villa-Lobos; Escolaso de la Suite Troileana, de Ástor Piazzolla (orquestación de G.L. Zampieri) y Sinfonía para cuerdas núm. 9 en do mayor, Suiza, de Félix Mendelssohn.
“El programa ya estaba preparado y yo le di el visto bueno porque me parece estupendo. Lo que sí es que busqué la presencia de la solista. Este concierto será una probadita de lo que haremos en los próximos meses en la OCBA. Desde luego que no se va a descuidar el repertorio tradicional para esta formación, porque no queremos cerrar las puertas a la música de tradición europea, como es el caso de Mendelsshon, pero sí buscamos incorporar obras nuevas”.
En este rubro resaltó las obras de Satie, versiones para piano y orquesta de cuerdas que serán estrenos en el país, y luego se incorporará música latinoamericana con una obra de gran calidad de Villa-Lobos, que se toca muy poco y casi no se escucha a los fagotistas como solistas, y una pieza de Piazzola. El programa cerrará con un clásico: Mendelssohn. “Este programa es un acercamiento a las líneas que voy a trabajar con mayor amplitud en las próximas temporadas de la OCBA”, finalizó.