Desde el PRD convocamos a la creación de un frente de partidos encaminado a la construcción de un nuevo pacto fiscal en estricto apego al pacto fiscal, además de exigir al gobierno deje de recortar presupuesto a los estados, informó la dirigente nacional del PRD, Karen Quiroga Anguiano.

Comentó que si los gobernadores de distintos estados han formado un bloque para enfrentar juntos la crisis sanitaria derivada del covid-19 y las dificultades económicas que generará, se debe a la poca claridad y certeza que existe desde la federación.

En entrevista comentó que en el transcurso de la próxima semana la Dirigencia Nacional Extraordinaria del PRD seguirá buscando el acercamiento no sólo con otros gobernadores, sino también con los dirigentes de los partidos políticos.

Luego de que ayer los gobernadores de Michoacán, Nuevo León, Jalisco, Durango, Tamaulipas y Coahuila, acordaron abrir una ruta legal que obligue a la Secretaría de Hacienda reponer a los estados lo que han gastado para atender la emergencia sanitaria, la dirigente perredista habló de la necesidad de articular esfuerzos en todos los frentes.

“Los gobernadores fueron electos por la gente justamente para defenderla, por eso hoy hacemos un reconocimiento a todos aquellos que alzan la voz para pedirle al presidente deje de recortarles dinero y se actúe de manera conjunta para el regreso de actividades”.

En ese sentido, lamentó que existan casos en que se queden callados como sucede con la jefa de Gobierno, “hemos visto la desaparición de fondos federales como el de Capitalidad y el Metropolitano que hoy está en peligro, sin que Claudia Sheinbaum defiende un sólo peso, agregó.

Quiroga Anguiano consideró que la epidemia de covid-19 evidenció que el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador intenta agotar el sistema federal y cambiarlo por uno centralista.

Hoy los tiempos requieren diálogo y escuchar a todos los gobiernos democráticamente electos, para ello se necesita tener claro que nadie es empleado del presidente, porque lo que está sucediendo es que el gobierno federal insiste en la centralización y el respeta el pacto federal.

“La concentración de recursos, decisiones y el gran listado de atribuciones extraordinarias por parte el ejecutivo es el más claro síntoma de que se quiere acabar con la posibilidad de reconocer a los otros gobiernos, que también fueron electos en las urnas”.

Si los gobiernos, los legislativos y los partidos caminamos juntos será más fácil frenar el deterioro social que se avecina con los 10 millones de pobres que se sumarán a la población que hoy enfrenta condiciones adversas, como vaticina el CONEVAL, advirtió la dirigente perredista.

Desde el PRD respaldamos a los gobernadores y reconocemos su labor al frente de la pandemia.

Por desgracia, agregó, vemos que esos gobernadores recurrentemente se quejan de no ser escuchados ni tomados en cuenta por el presidente, esto a pesar de que enfrentamos un doble riesgo: el sanitario y el económico, rubros en los que seguimos sin tener certeza pues las cifras siguen cuestionadas dado que se dan a conocer de forma parcial y poco transparente.