El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, informó las acciones que se realizan en el Hospital General de Zona N°7, de Monclova, Coahuila, encaminadas a reforzar la protección del personal sanitario que atiende la emergencia nacional por COVID-19.

En un video mensaje difundido este día, el titular del IMSS señaló entre dichas acciones se realizó la sanitización de todas las áreas de la Torre B del Hospital General de Zona N°7, de Monclova, Coahuila, de igual forma, se fortalecen los protocolos y la capacitación al personal médico.

También informó que la Torre B será Hospital 100 por ciento COVID para la fase 3 de la epidemia.

Refirió que entre el 26 y el 31 de marzo, al detectar tres casos positivos entre personal médico del HGZ N°7, se realizaron pruebas a 26 trabajadores de la salud sospechosos por contacto, de los cuales 22 fueron confirmados con COVID-19.

Indicó que a partir de estos hechos se determinó separar al director del hospital hasta que se concluyan las investigaciones y designar como encargado al subdirector médico de esa unidad, el doctor Víctor Manuel Hernández.

También se acordó fortalecer los protocolos y la capacitación de todo el personal en los hospitales de Monclova, Piedras Negras y Ciudad Acuña, con el permanente apoyo de expertas y expertos en epidemiología e infectología.

En el Hospital General de Zona No. 11 de Piedras Negras, añadió, se ha aislado a los 31 trabajadores que tuvieron contacto directo o indirecto con un caso confirmado, por lo que además se realizará un procedimiento de sanidad y limpieza exhaustiva, el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica en los tres turnos, y monitoreo de manera permanente de cualquier caso atípico.

“En el caso de Piedras Negras hasta el momento en que se dio el contagio no se había recibido a ningún paciente de COVID, es importante decirlo. No fue un contagio hospitalario, fue un contagio que ocurrió fuera de las instalaciones del hospital y por eso a los 31 contactos se les está siguiendo el protocolo de aislamiento y estamos observando que no presenten síntomas”, puntualizó.

En el caso del Hospital General de Zona No. 13 en Ciudad Acuña, se fortalecerá la capacitación para el manejo de pacientes con posible caso de COVID, ya que una paciente de 92 años con antecedentes de hipertensión arterial, dio positivo a COVID-19 post mortem.

Enfatizó que contar con suficiente equipo de protección personal ha sido una demanda en todo el país, por lo que en los últimos días se ha fortalecido la compra y distribución de estos insumos.

Refirió que el 1 de abril, el Comando Central del Seguro Social envió a Coahuila a un grupo de alto nivel integrado por el doctor Clicerio Coello Garcés, Director Normativo de Planeación; el doctor Raúl Peña Viveros, Coordinador de Atención Integral en Segundo Nivel; Vladimir Martínez Ruíz, enviado especial que permanecerá en la entidad; y Maricela Jiménez Paredes, Coordinadora de Operación y Evaluación Estratégica de la Dirección de Administración.

En su mensaje, el director general del IMSS afirmó que este equipo ha trabajado de manera permanente con el Gobierno del estado de Coahuila y destacó que la Secretaría de Salud del Estado resultó clave para solucionar problemas y agilizar procesos.

Por otra parte, Zoé Robledo señaló que contar con suficiente Equipo de Protección Personal ha sido una demanda del personal médico en todo el país, por lo que en los últimos días se ha fortalecido la compra y distribución de estos insumos.

Sostuvo que se ha agilizado el envío y la entrega de suministros y equipo para la protección de nuestro personal, a todos lados y con énfasis a estados prioritarios, entre los que mencionó a Baja California, Veracruz, Coahuila, Puebla, Ciudad de México y Estado de México.

“Lo vamos a lograr. Tengan la certeza que no hemos parado para resolver el problema de los insumos y equipos de protección personal para que ustedes tengan lo necesario. Confiamos en su compromiso y entrega y no les podemos fallar”, expresó.

También hizo un llamado a no permitir que el miedo, el desconcierto y la desconfianza se apoderen de nuestra capacidad, entrega y lealtad al Instituto Mexicano del Seguro Social y a la causa de la defensa de la salud de sus derechohabientes.