Debido a las reducidas vías de comunicación terrestre entre la Ciudad de México y el futuro aeropuerto de Santa Lucía, cuya distancia y tiempos de traslado para los turistas internacionales y nacionales serán de aproximadamente 40 kilómetros, y una hora y media en tiempo promedio, la diputada local Ana Patricia Báez Guerrero, pidió al gobierno federal que se instalen mesas de trabajo para definir las estrategias de movilidad en los traslados a la futura terminal aérea.

La legisladora, integrante de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de la Ciudad de México, recordó que la base militar número 1 en donde será construido el Aeropuerto de Santa Lucía, en el municipio de Tecámac, Estado de México, cuenta con cuatro vías principales de acceso, que son: la Autopista México– Pachuca, el Circuito Exterior Mexiquense, la Carretera Federal 85 México–Pachuca y la Carretera Federal 142 Lechería–Texcoco.

“La distancia entre la Base de Santa Lucía y la Ciudad de México es de alrededor de 47 kilómetros. La distancia que hay entre el Aeropuerto Internacional de la ciudad y el Centro Histórico, el Paseo de la Reforma y las colonias Roma, Condesa y Coyoacán, es de entre 7 y 9 kilómetros. Tomando en consideración lo anterior, con la infraestructura de movilidad actual que tenemos, la distancia y los tiempos de traslado para los turistas internacionales y nacionales, para ir o venir de Santa Lucía a la Ciudad de México, se incrementarán aproximadamente en 40 kilómetros, y una hora y media en promedio”, dijo Báez Guerrero.

Desde la tribuna del Congreso capitalino, la legisladora manifestó que la vía de acceso más directa para trasladarse de la Ciudad de México a Santa Lucia es la Autopista México-Pachuca, en la que diariamente circulan miles de vehículos particulares, combis y camiones concesionados del Estado de México, misma que se encuentra saturada la mayor parte del tiempo, por ser la vía de comunicación terrestre de millones de personas en tránsito entre los estados de México, Hidalgo y la Ciudad de México.

“Con el proyecto de aeropuerto de Santa Lucía también se incrementan para los usuarios de servicio aeroportuario los precios de las tarifas de transporte privado de taxis y de los sistemas de transporte que dependen de aplicaciones de transporte para móviles como Cabify, Uber o Didi. Un traslado del actual AICM a Santa Fe tiene un costo en aplicaciones para teléfonos móviles de $250 pesos, pero de Santa Lucía a la misma zona del poniente de la ciudad, aumenta su costo a alrededor de $690 pesos”, detalló.

La diputada del PAN en el Congreso de la Ciudad manifestó que el gobierno federal no ha presentado un plan maestro de movilidad para este proyecto, y el Plan Maestro de Movilidad de la Ciudad de México 2019 no plantea políticas públicas específicas para ampliar la oferta de transporte hacia el norte de la zona metropolitana, por lo que se considera que ésta es una oportunidad inmejorable para garantizar que la ciudad participe en la planeación de este importante proyecto, y que a su vez aporte experiencia y recursos para mejorar y ampliar las alternativas de movilidad hacia la nueva terminal aeroportuaria.

Durante la sesión el punto fue turnado a la Comisión de Movilidad Sustentable del Congreso de la Ciudad de México.