Los diputados de las comisiones de Comunicaciones y Transportes, de Presupuesto y Cuenta Pública y de Medio Ambiente analizaron con transportistas el incumplimiento de normas en vehículos doble remolque, con el objetivo de regular su funcionamiento.

La Alianza Mexicana de Organización de Transportistas (Amotac), solicitó a los diputados prohibir la circulación de este tipo de automotores por la inseguridad e ilegalidad en la que incurren al no respetar las normas de peso y carecer de condiciones mecánicas óptimas.

Durante una reunión con transportistas, comisiones legislativas y dependencias del gobierno federal, el diputado de Morena, José Ricardo Delsol Estrada, impulsor del encuentro, sostuvo que el incumplimiento de las normas de regulación de peso y mantenimiento en que incurren los vehículos de doble remolque, “se debe a la existencia de los mismos vicios de corrupción en la definición de reglas claras, porque no se exige su aplicación”.

No hay cambios sustantivos, pese a las reuniones y pláticas con funcionarios federales. “El problema del autotransporte no es la Guardia Nacional, porque está dispuesta a realizar su trabajo, hay disponibilidad de los transportistas para solucionar los problemas y existe la normativa para lograrlo, la causa principal es que sigue la corrupción en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)”, aseguró.

El también secretario de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales, sostuvo que hay iniciativas y propuestas para regular el funcionamiento del doble remolque por el daño que provocan a la comunidad, carreteras y hábitat, pero están detenidas.

Consideró que el sobrepeso es un problema evidente en el doble remolque al cargar hasta cien toneladas, cuando sólo se permiten hasta 66.5 toneladas y no se les sanciona; sin embargo, al detectarse tres toneladas de más, se levantan altas infracciones.

El diputado Roberto Antonio Rubio Montejo (PVEM), presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales, planteó que “la SCT debe dar la cara a los transportistas y recibir sus quejas. Si hay normas en una ley específica ¿por qué no se cumplen? Que venga la SCT con sus funcionarios para que nos digan y expliquen qué está pasando, ¿por qué no hay resultados?”.

Subrayó que el tema ambiental está inmerso en el transporte, porque muchas unidades de doble remolque están caducadas y siguen circulando con toneladas de tóxicos como amoniaco o ácido sulfúrico, que de sufrir un accidente, provocarían daños a las comunidades, precisó.

Criticó la no aplicación de la Norma doce, que regula el peso y dimensiones del autotransporte. Propuso que las comisiones unidas de Medio Ambiente y de Comunicaciones y Transportes realicen reuniones y conferencias con sus homólogas del Senado de la República para analizar de forma integral la problemática del sector con la presencia de la SCT que “no está en la mesa de discusión y es una burla para los transportistas”.

El diputado de Morena, Francisco Javier Borrego Adame, secretario de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, informó que los integrantes de ésta y funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, analizan las reglas de operación para definir este año el programa de chatarrización de las unidades de transporte federal y se logre renovarlas.

Señaló la existencia de diversas iniciativas para regularizar el uso de vehículos doble remolque, en particular que la carga no rebase las 66.5 toneladas y se eliminen las nueve toneladas adicionales permitidas con la instalación de la suspensión neumática, pero en la práctica movilizan más de cien toneladas con una gran inseguridad. Afirmó que se tienen detectadas a las empresas que no respetan esta medida.

Se buscan soluciones que no afecten a las empresas; sin embargo, reconoció los problemas provocados por los accidentes, fallas mecánicas, daño a carreteras y competencia desleal. Resaltó la importancia de reglamentar su tránsito por las vías adecuadas para que no utilicen las de conectividad que carecen de las dimensiones adecuadas para el doble remolque. Así como aumentar la vigilancia, porque en Guanajuato todos los días se asalta a las unidades.

El secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, diputado Ignacio Benjamín Campos Equihua (Morena), refirió que la SCT tuvo una reducción del 21 por ciento en el presupuesto de este año; no obstante, el gasto federal se definió en un marco real y transparente para garantizar el funcionamiento de los diversos sectores productivos.

Para el presupuesto del 2021 se comprometió a analizar de forma directa las propuestas del sector transporte, en particular el programa de básculas en centros de pesaje y medición semifijos y arcos en carretera, sin descartar la compleja problemática económica mundial por el coronavirus y la baja de los precios del petróleo, cuya pérdida se recuperará por las aseguradoras.

Por la Guardia Nacional (GN), Pablo Arturo Silva Conchas, titular de la Subjefatura de Seguridad de la Comandancia, manifestó el interés y compromiso del titular del organismo por atender los problemas del transporte e inseguridad para solucionarlos. “Estamos dispuestos a atender las quejas y fortalecer los vínculos con el sector”.

Julio César Meléndez Coria, jefe del área de Operación de la Dirección en Seguridad de Carreteras e Instalaciones de la GN, apuntó que se ha tratado de regular el doble remolque en algunas zonas del país y las sanciones se aplican con transparencia, “no se protege a nadie, tenemos la instrucción de actuar de forma igual con todas las líneas de transporte y tramos carreteros. Se comprometió a observar el comportamiento de los elementos para garantizar la aplicación de la ley y prevenir accidentes.

Emilio León Jiménez, subdirector de Autotransporte Federal de la GN, explicó que se tienen estadísticas de las sanciones a empresas que utilizan doble remolque y cometen infracciones, información que puso a disposición de los transportistas. Subrayó que las sanciones se apegan a la ley sin preferencias ni discrecionalidad, sino de forma pareja. Refirió que se esconden las notas de pesos y “tenemos la obligación de llevarlo a pesar”. Indicó que el doble remolque “es una bomba de tiempo cuando llevan residuos peligrosos”. Además, atienden la inseguridad en carreteras como el asalto a unidades.

Rafael Pacheco Ortiz, presidente de la Alianza Mexicana de la  Organización de Transportistas (Amotac), demandó prohibir la circulación en la red carretera de los vehículos doble remolque, por la inseguridad en que trabajan en ilegalidad. Afirmó que el 70 por ciento de las unidades están irregulares porque la SCT establece normas y regulaciones que ni ella cumple; las medidas confunden a los integrantes de la Guardia Nacional, que no realizan revisiones físicas y por la tardanza en la entrega de engomados y permisos que omiten solicitarlos.

Aseguró que más de cien mil transportes de doble remolque, propiedad de grandes empresas, no están regularizadas, provocando accidentes, daños a las carreteras y puentes, la muerte de pasajeros y derrame de tóxicos como amoniaco, ácido sulfúrico o dinamita en las vías y comunidades, pese a que este tipo de unidades (autotanques) no tienen permitido movilizarlos.

Pidieron ordenar este tipo de transporte, por representar una competencia desleal para los hombre-camión (persona que maneja su propio camión o posee hasta cinco unidades, y representa el activo más importante de su negocio y el sustento de su familia), que ha provocado el paro del treinta por ciento del parque vehicular.

Criticó el “congelamiento” de iniciativas para prohibir el funcionamiento del doble remolque, porque no respetan los límites de velocidad ni de carga de hasta 66.5 toneladas, al movilizar de 120 a 130 toneladas con el inminente riesgo de fallas mecánicas e inseguridad.