Diputadas y diputados recuerdan el 111 aniversario del asesinato de Francisco I. Madero

Política
  • Destacan su papel en el fortalecimiento de la democracia

Diputadas y diputados de los siete grupos parlamentarios formularon una serie de comentarios con motivo del 111 aniversario del asesinato de Francisco I. Madero, y destacaron el papel que desempeñó en el fortalecimiento de la democracia del país.

Símbolo de esperanza

En representación de Morena, la diputada Flor Ivone Morales Miranda mencionó que Francisco I. Madero fue un líder visionario que sembró la semilla de la democracia en el país y cuyo legado transcendió en el tiempo por su valentía y convicción en la justicia social.

Apuntó que el legado de Madero ha inspirado a generaciones enteras a luchar por un país más justo y equitativo, pues no sólo destacó como un líder político, sino que se convirtió en un símbolo de esperanza y cambio que alberga en las y los mexicanos que anhelan la igualdad de oportunidades y el respeto a los derechos humanos.

Apóstol de la democracia

Por el PAN, la diputada Rocío Esmeralda Reza Gallegos destacó que la efeméride de hoy convoca al aniversario luctuoso de Francisco I. Madero, figura a la que se le denomina como el “apóstol de la democracia” y referente de la gesta de 1910, la cual fue seguida por cientos de mexicanos que creían en el cambio que ofrecía la Revolución mexicana.

Llamó a reconocer el legado de Madero, a través de la tenacidad de sus ideales democráticos. Madero, dijo, le dio a México una democracia funcional, prensa libre, congreso independiente, hipercrítico del Poder Ejecutivo y libertad ciudadana para organizarse en partidos políticos.

Defensor de la igualdad y libertad

El diputado Alejandro Rubio Beltrán (PRI) refirió que, a 111 años de la muerte del líder visionario, Francisco I. Madero, se le recuerda con respeto y admiración ya que fue clave para que se encendiera la llama de la Revolución de un México inconforme. Afirmó que fue un personaje de grandes convicciones, defensor de la igualdad y libertad.

Consideró que su sacrificio marcó un antes y un después en la lucha por la justicia y la democracia; su visión de un país libre y justo continúa inspirando a nuevas generaciones a rebelarse contra la injusticia y opresión. “Hoy debemos honrar su memoria con acciones concretas en beneficio de todas y todos los mexicanos, velando siempre por salvaguardar nuestra verdadera democracia”.

Demócrata que luchó en favor de las libertades civiles

Por el PVEM, el diputado Armando Antonio Gómez Betancourt resaltó que Madero fue un buen hombre, demócrata que luchó en favor de las libertades civiles y en contra de la opresión del pueblo; desgraciadamente, su nobleza y buena fe fueron aprovechadas para asesinarlo.

“Hoy recordamos el asesinato de uno de los hombres más importantes de la historia del país, pues a pesar de su corto tiempo en el mandato presidencial es recordado por impulsar acciones que lograron consolidar un país más justo, libre y democrático”, precisó.

Admirable su liderazgo

Alfredo Femat Bañuelos, diputado del PT, expresó que es de admirar y resaltar el liderazgo que asumió Francisco I. Madero durante la Revolución mexicana, con el único objetivo de derrocar la dictadura de Porfirio Díaz que había gobernado México por más de tres décadas; el movimiento que encabezó abogaba por la justa distribución de la tierra y la participación política de todos los ciudadanos.

Relató que Madero colocó su nombre en las páginas de la historia al publicar el Plan de San Luis en 1910, donde llamaba a la rebelión contra Díaz y proponía elecciones democráticas. El 22 de febrero de 1913 fue asesinado. “Para la cuarta transformación la democracia es fundamental. Sirva esta tribuna para en dejar en claro el sacrificio y la vida de Francisco I. Madero que no fue en vano”.

Necesitamos políticos que defiendan los ideales de Madero

La diputada Elvia Yolanda Martínez Cosío (MC) recordó que Francisco I. Madero puso en marcha acciones para mejorar la atención sanitaria, educativa y laboral, aprobó el derecho de huelga y legalizó la libertad sindical, respetó la libertad de prensa e impulsó la renovación de la política mexicana a través del régimen democrático.

Aunque su gobierno duró sólo 15 meses también fue conocido como el “apóstol de la democracia”. Hoy, la democracia sigue pendiendo de un hilo, por lo que “necesitamos de ciudadanos y políticos que realmente defiendan sus ideales, y que antes que la búsqueda del poder, enarbolen los principios democráticos de asumir el servicio público”.

Madero dejo la semilla para construir un país democrático

La diputada Elizabeth Pérez Valdez (PRD) indicó que el 22 de febrero de 1913 se llevó a cabo uno de los episodios más vergonzosos de la historia: el asesinato de Francisco I. Madero, quien era un demócrata convencido de que sólo mediante elecciones libres se lograría un cambio en el país, por lo que sus aportaciones desde la fundación del rotativo “El Demócrata” y la creación del Partido Antirreeleccionista, le dieron el triunfo en las elecciones de 1911.

Apuntó que, si bien su gobierno fue breve por la traición, dejó la semilla para construir un país democrático, justo y, sobre todo, garantista. “La democracia que hoy gozamos tiene como origen la lucha de Francisco I. Madero”, de ahí la relevancia de este ilustre personaje.