Diputadas y diputados emiten comentarios con motivo de la firma del Convenio de Ramsar

Política

Del PRD, la diputada Edna Gisel Díaz Acevedo dijo que la efeméride que hoy se presenta no es menor, el 2 de febrero se conmemora el Día Mundial de los Humedales, ecosistemas de importancia vital en el equilibrio del medio ambiente por su diversidad biológica y de producción de agua.

Los humedales son hábitat de miles de especies, además de ser potencial fuente en la investigación de nuevos medicamentos. Sin embargo, a 51 años de la firma del Convenio de Ramsar y a 35 años del ingreso de México a dicho convenio los datos no son alentadores. De los 142 sitios Ramsar en nuestro país, el 15 por ciento están bajo alguna concesión o asignadas a actividades mineras, poniendo en riesgo su permanencia, señaló.

Evitar la crisis climática

Julieta Mejía Ibáñez, diputada de MC, mencionó que la crisis climática es uno de los temas más importantes de la agenda de todos los países; hay muchas acciones pendientes para potencializar la conservación del planeta.

Añadió que los humedales son de gran relevancia para combatir la crisis del clima porque son grandes captadores de carbono y en ellos habita 40 por ciento de las especies animales y vegetales del mundo. En México tenemos 6 mil humedales, de los cuales 142 tienen interés internacional.

Convenio de Ramsar abrió las puertas a las políticas públicas

La diputada Rocío Alexis Gamiño García, del PVEM, recordó que desde 1997 cada 2 de febrero se celebra el día mundial de los humedales, conmemorando la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, decretada el 2 de febrero de 1971, en la ciudad iraní de Ramsar.

Agregó que este convenio es el único tratado global relativo al medio ambiente que se ocupa de un tipo de ecosistema en particular, y fue este mismo el que abrió las puertas a la creación de diversas políticas públicas que atienden la pérdida y degradación de nuestros recursos naturales.

Indispensable, mantener los ecosistemas

La diputada Lilia Aguilar Gil (PT) apuntó que la importancia del ecosistema no solamente tiene que ver con la supervivencia del mundo, también con la calidad de vida de quienes lo habitamos.

Mencionó que la degradación de los humedales en México se produjo en las administraciones pasadas no solamente caracterizada por la voracidad económica. Es indispensable el mantenimiento de los ecosistemas y el posicionamiento del PT es que haya menos discursos y más acciones.

Humedales, estratégicos y vitales

La diputada del PRI, Melissa Estefanía Vargas Camacho, argumentó que los humedales son zonas de transición entre ecosistemas terrestres y acuáticos, considerados como uno de los organismos más productivos del planeta, estratégicos y vitales para el ser humano y la biodiversidad.

Añadió que ofrecen múltiples servicios como suministro de alimentos, agua dulce, recarga de mantos acuíferos; contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático, protegen de inundaciones, tormentas, ciclones y son de gran de importancia económica para las regiones en donde se encuentran. Pidió otorgar más presupuesto a fin de preservarlos.

Condenar acciones contra el medio ambiente

El diputado Gabriel Ricardo Quadri de la Torre (PAN) consideró que esta efeméride debe hacernos despertar y condenar las acciones del Gobierno en contra del medio ambiente, así como prepararnos para la reconstrucción de las instituciones ambientales en 2024.

Indicó que México es rico en humedales, que forman parte fundamental del capital natural de la nación; sin embargo, agregó, “somos el hazmerreír del mundo, somos vergüenza de la comunidad internacional en materia de humedales, de áreas naturales protegidas, de medio ambiente, cambio climático y energía renovable”.

Sin los pueblos no habría humedales

El diputado Joaquín Zebadúa Alva (Morena) resaltó que las tres entidades con mayor biodiversidad en México son Chiapas, Oaxaca y Guerrero, y que sin los lacandones no habría los humedales de Naha y Metzabok; sin el pueblo Oxchuc no existirían los de Monte Bello, y sin los afrodescendientes no tendríamos los de Chacahua.

Los humedales de montaña de San Cristóbal, de María Eugenia, reconocidos por la Convención Ramsar, han sobrevivido gracias a la ciudadanía, al Consejo General de la Zona Sur y de los humedales de San Cristóbal, añadió.