Diputada priista Ivonne Díaz solicita a la Secretaría de Salud actualizar norma sobre prevención de adicciones a grupos vulnerables

Política
  • Señaló que es necesario revisar el contenido de la NOM-028-SSA2-20091 y adaptarla a las necesidades actuales de la población.
  • La legisladora nayarita explicó que la incorporación de una perspectiva de género, interculturalidad y equidad en la norma, garantizaría el respeto a la diversidad y la no discriminación.

La diputada federal Ivonne Díaz Tejeda solicitó a la Secretaría de Salud actualizar la Norma Oficial Mexicana (NOM) sobre prevención, tratamiento y control de las adicciones, e incluir un enfoque de derechos humanos y perspectiva de género.

A través de un punto de acuerdo, la integrante del Grupo Parlamentario del PRI señaló que es necesario revisar el contenido de la NOM-028-SSA2-20091 y adaptarla a las necesidades actuales de la población para que la misma pueda tener beneficios directos sobre la calidad de vida de las personas con problemas de consumo de sustancias psicoactivas.

Explicó que la incorporación de una perspectiva de género, interculturalidad y equidad en la norma, garantizaría el respeto a la diversidad y la no discriminación de las personas que consumen drogas y que se atribuyen a la comunidad LGBTIQ+, así como a las personas con discapacidad, los migrantes, los niños, niñas y adolescentes, y otros grupos en situación de vulnerabilidad o exclusión social.

La legisladora priista detalló que la situación en México demanda mayores acciones en esta materia, pues de acuerdo con el Informe Nacional de Adicciones 2019, en nuestro país hay cerca de 11 millones de personas que consumen alguna sustancia ilegal, de las cuales alrededor de 1.8 millones tienen un uso problemático o dependencia.

Asimismo, se calcula que hay más de 18 millones de consumidores de alcohol con patrones de consumo de riesgo y más de 15 millones de fumadores de tabaco.

La diputada nayarita subrayó que entre los objetivos de la actualización de la norma se encuentra el fortalecer la articulación entre los servicios de salud especializados en adicciones y otros sectores relevantes, para contribuir a prevenir el consumo de sustancias psicoactivas.

Agregó que la norma deberá establecer mecanismos de coordinación y colaboración intersectorial para diseñar e implementar políticas, programas y acciones conjuntas que aborden esta situación y faciliten el acceso a oportunidades educativas, laborales, culturales y recreativas a las personas que requieren atención por problemas relacionados con las drogas.

Por lo que afirmó que la actualización de la norma debe garantizar el acceso a servicios de salud de calidad, de todas las personas y sectores vulnerables.