Difunde publicación internacional británica acciones de México en pro de una agricultura sustentable

Cultura
  • Con la Estrategia Nacional de Suelo para la Agricultura Sostenible (ENASAS), México organiza, coordina y fortalece la implementación de acciones que contribuyen a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a partir del cuidado de los suelos.
  • En la revista European Journal of Soil Science (EJSS) se explica que la estrategia surgió en diciembre de 2020, durante la conmemoración del Día Mundial del Suelo y con el propósito de dar respuesta a la necesidad de conservar y rehabilitar los suelos agrícolas de México.

La revista internacional European Journal of Soil Science (EJSS), órgano de difusión científica de la Sociedad Británica de Ciencia del Suelo, publicó un artículo en el que México comparte las acciones que aplica de manera coordinada, a través de la Estrategia Nacional de Suelo para la Agricultura Sostenible (ENASAS), para impulsar prácticas sostenibles de manejo del suelo en los sistemas agrícolas.

Bajo la ENASAS se coordinan acciones para contribuir a la adaptación ante los efectos del cambio climático y a la mitigación de emisiones gases de efecto invernadero, así como a la investigación sobre el estado del suelo, su conservación y recuperación, y con ello al bienestar de la población.

El EJSS destaca que México organiza, coordina y fortalece la implementación de acciones que contribuyen a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a partir del cuidado de los suelos, con la intención de proteger el planeta, erradicar el hambre y la pobreza y construir un mundo más próspero, justo y sostenible para las generaciones futuras.

En el artículo: “Estrategia Nacional de Suelos para la Agricultura Sostenible (ENASAS): Un nuevo enfoque sistémico en México”, liderado por la directora general de Políticas, Prospección y Cambio Climático de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Sol Ortiz García, se expone que los suelos son esenciales para la vida en el planeta porque se encuentran directa e indirectamente relacionados con la supervivencia humana y la integridad estructural y funcional de los ecosistemas.

La publicación científica resalta el carácter colaborativo del instrumento con el que participaron varios investigadores y expertos del suelo, así como el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, además de funcionarios que atienden el tema.

En ella se precisa que, durante décadas, en México los suelos no fueron suficientemente protegidos ni valorados como un recurso vivo y complejo, aun cuando contribuyen con servicios ecosistémicos esenciales, como el secuestro de carbono en el suelo, la filtración del agua, a mantener la biodiversidad y regular el clima, entre otros.

El grado de degradación que presentan los suelos en México es otra razón para atenderlos de manera urgente y detener y revertir los procesos de erosión con prácticas de gestión y uso sostenible, con la correcta orientación ecológica, económica, social y cultural, se subraya en el texto publicado por la también presidenta de la Alianza por el suelo de América Latina y el Caribe (ASLAC) y de la Plataforma de Acción Climática en Agricultura de Latinoamérica y el Caribe (PLACA).

Por ello, se expone, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural –con la colaboración de instancias federales, instituciones académicas y organismos internacionales— conjuntó el trabajo de expertos en ciencias del suelo y agrícolas para desarrollar y poner en marcha la ENASAS, instrumento que también recibió comentarios de agricultores y organizaciones de productores.

La estructura de la ENASAS consta de siete ejes estratégicos, 30 líneas de trabajo y 120 acciones específicas y encaminadas al mejoramiento de la salud y fertilidad del suelo, a la mitigación del cambio climático y al aumento de la resiliencia, para contribuir al bienestar de la población de México, particularmente la de las zonas rurales, detalló.

Esta iniciativa –abundó la funcionaria— ha sumado a diversos actores para promover la educación y la concientización sobre la importancia del recurso suelo, con el objetivo de lograr su apropiación cultural y arraigo en la sociedad como un bien común a respetar y conservar.

Además, este trabajo también proporciona datos confiables y actualizados, fomenta el desarrollo de investigaciones científicas, tecnológicas y la transferencia de conocimientos, acorde con las necesidades de los agricultores, particularmente los de pequeña escala y que cultivan alimentos básicos en 70.5 por ciento de la tierra, indicó Sol Ortiz.

Por estas colaboraciones, la ENASAS representa el primer y multidisciplinario esfuerzo para el manejo sustentable de los suelos agrícolas de México, y que se busca que derive en la conservación y mantenimiento de este recurso y contribuya a la seguridad alimentaria y el bienestar de la población. Además de sentar las bases para la formulación de una Ley General de Suelos, subrayó.

Estatus de los suelos mexicanos

Los suelos del país se distribuyen en 1.9 millones de kilómetros cuadrados de territorio continental, de los que aproximadamente 10 por ciento es apto para la agricultura de cultivos anuales y el resto tiene aptitudes para su uso en cultivos perennes, recursos forestales y pastoreo, se especifica en el artículo que contó con la participación de otros actores relevantes de la ENASAS.

Ortiz García señaló que más de la mitad de los suelos nacionales presentan algún nivel de degradación y 20 por ciento de la superficie registra problemas de salinidad, procesos que se incrementan en contextos de cambio climático.

Esta situación representa un riesgo porque la superficie cultivable y la calidad del suelo utilizado en la agricultura podrían ser insuficientes para satisfacer las necesidades de las generaciones actuales y futuras.

La ENASAS transforma la agricultura en México

La conceptualización de la estrategia surgió en diciembre de 2020, durante la conmemoración del Día Mundial del Suelo y con el propósito de conservar y rehabilitar los suelos agrícolas de México.

La Secretaría de Agricultura, como punto focal nacional ante la Alianza Mundial por el Suelo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) asumió el compromiso de coordinar el desarrollo este instrumento, que actualmente está en proceso de implementación.

Con apoyo de la Cooperación Alemana para el Desarrollo Sostenible (GIZ) se convocó a expertos en Ciencias del Suelo de instituciones académicas, de investigación, gubernamentales y representantes de la sociedad civil, para formar el Grupo de Asesores para el desarrollo de la Estrategia.

Entre los expertos del Grupo Asesor se encuentran instituciones nacionales como las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN); los institutos Nacional de Investigaciones Agropecuarias, Forestales y Pecuarias (INIFAP), el Politécnico Nacional (IPN) y el Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA); el Centro de Investigaciones en Ciencias de Información Geoespacial (CentroGeo) y el Colegio de Postgraduados (Colpos), entre otros.

La Sociedad Británica de Ciencias del Suelo es una organización internacional y se encuentra comprometida con el estudio del suelo en sus aspectos más amplios.

Además, actúa como un foro para el intercambio de ideas y proporciona un marco para representar las opiniones de los científicos del suelo a otras organizaciones y órganos de toma de decisiones.

El EJSS publica artículos destacados en ciencias del suelo, que avanzan en la comprensión teórica y mecanicista de los procesos físicos, químicos y biológicos y sus interacciones en suelos; que actúan desde escalas moleculares hasta continentales en entornos naturales y gestionados y también descripciones de conjuntos de datos que contribuyen a estos objetivos.