El Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) continúa con su ciclo de seminarios virtuales para fortalecer las capacidades de la sociedad civil y otros actores, en esta ocasión realizó el “Diálogo con las Organizaciones Civiles sobre la Estrategia Nacional de Sana Convivencia con Niñas, Niños y Adolescentes”, con el objetivo de visibilizar las acciones del Gobierno de México, para atender los riesgos sociales y situaciones de vulnerabilidad, que en esta emergencia sanitaria por el Covid19 se generan en todos los sectores.Luz Beatriz Rosales Esteva, titular del Indesol, habló de las acciones que se realizan a través del Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF), donde se atiende a las mujeres y niñas desde la prevención, además de brindar asesoría y acompañamiento.

También comentó que se opera el Programa de Refugios, a fin de seguir dando alternativas que ayuden a mujeres, sus hijas e hijos y refirió que con la estrategia Alas para el cambio, a la que se han sumado instituciones, academia y sociedad civil, “estamos sensibilizando a diversos sectores de la población para eliminar la violencia”.

Comentó que en coordinación con diferentes instancias se implementó el mapa de georreferenciación, “donde encontrarán información acerca de instituciones, centros de justicia, fiscalías y otros espacios que brindan información a las mujeres que buscan ayuda para salir de la violencia que viven”.

Durante su participación Ricardo Bucio Mújica, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), subrayó la importancia del diálogo con las organizaciones de la sociedad civil, ya que ante esta contingencia sanitaria tienen nuevas iniciativas para personas afectadas por la emergencia.

Las instituciones del Gobierno Federal tienen una preocupación porque la mayoría de las situaciones de violencia contra niñas, niños y adolescentes ocurre en el hogar (tres de cuatro casos). También porque la mayoría tiene como perpetrador a un pariente o alguien cercano al hogar (siete de cada diez casos). Justo el auto confinamiento les pone en situación de riesgo porque es el lugar donde ocurren estas violencias, señaló Bucio Mújica.

Ante ello, concluyó, las instituciones federales se unen a la Estrategia impulsada por la Secretaría de Gobernación (SEGOB), para atender y dar seguimiento a las alertas, a que funcionen las líneas de emergencia con operadores capacitados, a que haya servicios adecuados que no cierren, con mecanismos de canalización interinstitucional que den respuesta inmediata a niñez y adolescencia. Para ello hay un repositorio de experiencias nacionales e internacionales, que deben contemplar la participación de niñas, niños y adolescentes.

En su oportunidad, la Directora General de Enlace Interinstitucional del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), Mariana Perla Rojas Martínez, señaló que gracias a la coordinación entre dependencias de gobierno, en días pasados se instaló el Consejo Nacional de Atención a Población en Condiciones de Emergencia y actualmente se elabora la Estrategia General de Apoyo a Personas Sujetas de Asistencia Social ante Contingencias o Desastres.

Dijo que a través del Consejo y la Estrategia se fortalece la organización y coordinación de los sectores público, privado y social, nacionales e internacionales, para ampliar la capacidad de respuesta institucional, en los niveles federal, estatal y municipal, a favor de las personas sujetas de asistencia social ante emergencias o desastres, naturales o antropogénicos durante cuatro etapas: prevención, previsión, atención y recuperación.

Por su parte, Miriam Veras Godoy, del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (CeNSIA) de la Secretaría de Salud informó acerca de las acciones que esa dependencia ha llevado a cabo a través de campañas y mensajes, así como los informes que a diario se ofrecen, para  tener datos sobre la pandemia y sus efectos en la población. Resaltó la importancia de la sana distancia y permanecer en casa, pues consideró que eso es prioritario para evitar cualquier riesgo, además de la atención que se brinda a la población vulnerable ante cualquier eventualidad.

Mónica Maccise, titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, informó que “compartiremos la visión interseccional de la estrategia que considera a los diferentes grupos de niños, niñas y adolescentes que puede ver sus derechos vulnerados durante la contingencia”.

José Ángel Fernández Uria, representante de la sociedad civil, dijo que se debe trabajar en conjunto instituciones y organizaciones sociales a fin de encontrar soluciones que ayuden a las y los niños migrantes, a aquellas personas que forman los grupos vulnerables, “hacemos un llamado para tejer lazos desde los tres órdenes de gobierno y sociedad, haciendo sinergias para favorecer a quienes más lo necesitan”.

Finalmente, Lourdes García Mollinedo, Secretaria Ejecutiva del Consejo Técnico Consultivo, propuso que para contrarrestar la violencia entre niños y jóvenes se deben realizar acciones tácticas y operativas que son esenciales, para fortalecer la estrategia nacional de sana convivencia, entre ellas, destacó, vigilar el uso de internet, educar, fomentar valores y el buen trato entre las familias.