En el marco de las conmemoraciones por los 500 años de resistencia indígena. 1521, Toma de México-Tenochtitlan y los 200 años de la consumación de la Independencia, así como de la campaña #VolverAVerte, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) presentarán en el Museo Nacional de Arte (Munal) la muestra Dexter Dalwood / Esto no me pertenece a partir del 24 de septiembre.

La exposición temporal tiene como objetivo que las y los visitantes al recinto de la Red de Museos del INBAL se acerquen a sólidas lecturas curatoriales y nuevos diálogos que el Munal establece con artistas contemporáneos para concebir y analizar los grandes hechos sociales que configuran el devenir nacional.

A partir de una selección de ocho obras pictóricas y un dibujo en un muro del recinto realizados por el artista británico Dexter Dalwood, en diálogo con siete piezas señeras del acervo del Munal, el público apreciará algunos de los procesos históricos que han configurado la identidad y el imaginario mexicanos.

Piezas de creadores emblemáticos, como Petronilo Monroy, José María Velasco, Francisco Goitia, Diego Rivera y José Clemente Orozco hacen de esta muestra una invitación a repensar nuestra historia, para mirar –desde otra perspectiva– aquello que desde la tradición oficial nos ha sido contado.

Las siluetas en carboncillo trazadas directamente por Dalwood en las salas Coppedè del recinto dan cuenta de una reflexión contemporánea sobre las efemérides que tuvieron lugar hace 500 años. Con referencia en los códices prehispánicos, así como al hieratismo y a la estilización del arte mesoamericano, el artista visual accede a antiguas cosmogonías mediante formas orgánicas y patrones geométricos que llevan a las y los espectadores a mirarse en el pasado a través de profundas interrogantes.

Originario de Bristol, Inglaterra, Dexter Dalwood (1960) se inscribe dentro de la corriente de la pintura histórica. A lo largo de su carrera ha establecido una mirada propia de hechos interiorizados por la cultura popular y, en esta ocasión, también en la memoria compartida en lo concerniente a la conformación de una nación.

Ha expuesto individualmente en las galerías Tate St Ives, en Cornwall, Inglaterra; Nolan Judin, en Berlín, Alemania, y de Arte David Risley, en Copenhague, Dinamarca, así como en el Centro PasquArt, en Biel, Suiza. Parte de su obra ha sido incluida en importantes muestras colectivas internacionales en las galerías TateBritain y Tate Modern, en Londres, Inglaterra, y GammelHoltegaard, en Copenhague, además del Museo AargauerKunsthaus, en Aarau, Suiza.

A decir del creador, llegó a México “como un accidente mediante la invitación de la Fundación Casa Wabi, en Puerto Escondido, Oaxaca. He pintado historia toda mi carrera y de inmediato entendí que la pintura histórica en México era más que un género y se había convertido genuinamente en una manera de representar estéticamente la narrativa del tiempo en todos los niveles: desde lo local y comunitario –como en las escuelas públicas y centros de salud en los pequeños poblados–, hasta en los espacios oficiales de las grandes ciudades. Hice un intento por representar ese pasado, no desde las fuentes ni desde la escritura, sino desde una aproximación estética”.

Inspirado por la tradición de artistas extranjeros que han plasmado la historia de nuestro país –como Eugenio Landesio en el siglo XIX o Francis Alÿs y Melanie Smith en el XX–, Dalwood expone en nuestro país, lo cual ha resultado para él una experiencia profundamente enriquecedora, ya que, como señala, le ha permitido entrar en diálogo con el muralismo, última escuela que luchó por representar la historia a través de la pintura y, por ende, con la construcción de la memoria e identidad mexicanas.

El programa educativo que acompañará a la exposición estará conformado por laboratorios de arte, conversatorios y testimonios virtuales, en los cuales niñas, niños, jóvenes, adultos y personas con discapacidad podrán crear y compartir historias que den cuenta de su imaginario como mexicanos en el siglo XXI. Asimismo, como parte de las actividades académicas, Dalwood y especialistas en arte contemporáneo impartirán una conferencia magistral.

Habrá un estricto apego a las medidas de protección para artistas, colaboradores, trabajadores y asistentes, las cuales consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubreboca al momento del acceso y durante el recorrido y las demás actividades, además del respeto a la sana distancia.

Artículo anteriorInicia Secretaría de Infraestructura rehabilitación de Recta a Cholula
Artículo siguienteEl Congreso capitalino realizará sesiones solemnes los días 30 de septiembre, 1 y 2 de octubre