Para dar cumplimiento a la promesa de apoyar y mejorar la infraestructura de los mercados públicos que existen en la capital del país, el Gobierno de la Ciudad de México invertirá 200 millones de pesos durante 2019, para recuperar la esencia de los establecimientos mercantiles y brindar mejor calidad de servicio a los clientes.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, explicó que este año se atenderá al 17 por ciento de los mercados públicos que hay en la ciudad y la estrategia es incrementar el presupuesto los próximos años, para que en todo el sexenio se cubra el 100 por ciento de los mismos.

“En años pasados había un apoyo de 75 millones de pesos a los mercados públicos. Hoy estamos destinando 200 millones de pesos este año, que se complementa con un 40 por ciento por parte de las alcaldías; lo que hace un monto de 316 millones de pesos en total”, expresó.

La mandataria capitalina aseguró que los establecimientos mercantiles actualmente son catalogados como Patrimonio Intangible de la Ciudad de México, ya que existen desde hace mucho tiempo en la capital y forman parte del orgullo, cultura e historia de los mexicanos.

“Es objetivo del Gobierno de la Ciudad apoyar de distintas maneras para que los mercados recuperen a su clientela, recuperen lo que son  y sean todavía más orgullo de lo que ya son de la ciudad”, reiteró.

Agregó que también es necesario trabajar bajo un esquema de nuevas tecnologías y se facilite la utilización de tarjetas de crédito u otras formas de pago que no tengan que ver con efectivo y sin comisiones, “porque es un apoyo de lo que son, de lo que han sido y de lo que queremos que sigan siendo”.

Sheinbaum Pardo enumeró tres puntos estratégicos para fomentar los mercados públicos, el primero consta en revisar la normatividad respecto a la distancia que debe existir entre estos y las tiendas de conveniencia y grandes almacenes.

El segundo, se refiere al fomento, difusión, propaganda y diversas actividades que permitan que la gente regrese a los espacios antes mencionados. La propaganda se realizará con la ayuda de las secretarías de Cultura y Turismo de la Ciudad de México. Con esta última se buscará que los turistas se interesen en visitar los mercados públicos e incentivar la economía.

El tercero se centra en el transporte, ya que los establecimientos no cuentan con estacionamientos cerca, “de tal manera que podamos generar condiciones para que la gente pueda acceder a los lugares”.

El Gobierno capitalino trabajará también en la situación del comercio en vía pública que se encuentra alrededor de los mercados públicos, ya que es necesario regularse y ordenarse de manera legal y de acuerdo a los lineamientos.

El secretario de Desarrollo Económico (SEDECO), José Luis Beato, comentó que de los 70 mil locatarios que se encuentran registrados, posiblemente 20 mil tenga alguna irregularidad en su documentación, por lo que es necesario revisar de manera exhaustiva la situación de cada uno.

Agregó que otro de los temas fundamentales es generar la modernización de los mercados públicos con internet, pago con tarjeta y lugares donde se puedan pagar impuestos, entre otros.

“Los mercados no son solamente lugares donde se compran mercancías, también son parte de la cultura, las costumbres y sobre todo un lugar donde se desarrolla una gran parte de la actividad social y un espacio donde se construye el tejido social”, comentó.

Beato González dijo que la idea es lograr que los mercados se conviertan en un centro de barrio, es decir, un lugar con atractivo turístico, donde el consumidor satisfaga sus requerimientos, y que se pueda competir en calidad y productos.

En el evento estuvieron presentes, la alcaldesa de Tlalpan, Patricia Elena Aceves Pastrana; el alcalde de Xochimilco, José Carlos Acosta Ruiz; el alcalde de Coyoacán, Manuel Negrete Arias; el alcalde de Milpa Alta, José Octavio Rivera Villaseñor; el director de Mercados y Vía Pública en la alcaldía de Cuauhtémoc, Héctor Vázquez Aguirre y la representante de la Mesa Directiva del Mercado Torres de Padierna, Leticia Benítez Ambrosio.