En el Conversatorio “Impacto de las nuevas tecnologías de la información en las formas de entender y hacer política”, el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que el desafío para la democracia en la era digital es promover la información verificada a la ciudadanía para lograr el voto informado, a fin de contrarrestar o inocular los efectos nocivos del lado obscuro de las redes sociales.

En el marco del IX Foro de la Democracia Latinoamericana que se lleva a cabo en el Palacio de Minería y concluye el viernes 5, Córdova Vianello reflexionó respecto al uso de las redes sociales en los últimos años en la vida democrática del mundo y dijo que el dilema está en resaltar y fortalecer el lado brillante de las redes sociales y contrarrestar o inocular los efectos negativos de las mismas.

Expuso diversos movimientos a través de las redes sociales que detonaron sinergias que condujeron a la caída de regímenes totalitarios; pero ninguno de ellos sirvió para el desmantelamiento de los sistemas políticos para construir la democracia.

Acompañado de Michael  Svetlik, Vicepresidente de Programas de la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES) y Stephen Stedman, Director de la Comisión Mundial sobre elecciones, democracia y seguridad de la fundación Kofi Annan, el Consejero Presidente del INE destacó como un caso de éxito la elección en México de 2018, a través de tres ejes básicos; primero, la actitud  de la autoridad electoral desplegando capacidad organizativa para generar elecciones confiables y explicar a la gente que tiene todas las garantías de la efectividad del sufragio.

El segundo, el inédito vínculo con Google, Facebook y Twitter, gestores de las plataformas digitales en que se rigen las redes sociales, mediante convenios públicos para que en cada plataforma se publicara información verificada.

El tercer punto, mediante la iniciativa de Verificado 2018, a la que contribuyeron periodistas, escuelas de comunicación y organizaciones de la sociedad civil para promover la información veraz, y que desapareció al terminar las elecciones federales para evitar cualquier tipo de incidencia política.

Por su parte, Michael Svetlik y Stephen Stedman coincidieron en señalar el impacto positivo de las tecnologías de la información en la democracia.

Internet y redes sociales no crean teorías ni redes de conspiración, precisó Michael Svetlik, quien dijo que las nuevas herramientas digitales hacen más fácil que la información se disemine y se genere manipulación con un efecto dañino para la democracia.

Enfatizó que la información negativa se produce ahora desde gobiernos extranjeros, activistas, gobiernos locales o teoristas de la conspiración con influencia en las redes sociales.

A su vez, Stephen Stedman, estableció que las tecnologías de la información son utilizadas por los candidatos para promover el voto directo con los votantes y recopilar fondos para las campañas políticas; aunque también genera desconfianza ante la polarización en la información haciendo que se disemine rápidamente por las redes sociales.

Sin embargo, ambos ponentes señalaron los beneficios de las redes sociales en democracia, como las campañas de combate a la violencia contra las mujeres, la organización de campañas en líneas para denunciar a personas que promueven mensajes de odio y en la generación de estrategias de comunicación para mejorar el proceso democrático en el marco digital.

Al finalizar, el Consejero Presidente del INE, dejó claro que en democracia acudir a la censura no es la mejor salida en relación con la utilización de las redes sociales, pero la apuesta es combatir o inocular la desinformación.

Ciudadanía en la era digital

La Consejera del INE, Claudia Zavala presidió el Conversatorio “Ciudadanía en la Era Digital”, en el cual expresó que hoy la ciudadanía y la era digital coinciden en la formación de la “sociedad red”, una sociedad global que no está circunscrita a las reglas y a la dinámica de los estados-nación, o de los bloques económicos, o de las propias dominaciones ideológicas.

La política y la democracia en la era digital suponen una reflexión sobre el fenómeno del poder en la sociedad red”, expresó la Consejera Zavala.

Gabriel Gutiérrez, de la plataforma mexicana Son tus Datos, enumeró algunos criterios para aspirar a la ciudadanización en la era digital: vencer la burbuja informativa de las redes sociales, dudar como sistema de pensamiento, saber pensar en forma estratégica, aprender el funcionamiento de las instituciones y aprender a comunicar los puntos de vista y promover alfabetización digital.

Por su parte, Patrick Merloe, director de Programas Electorales del Instituto Nacional Demócrata (NDI) de Estados Unidos de América, comentó los beneficios de una eficaz gestión y administración electoral en materia de uso de redes sociales, como tener datos electorales robustos para que la sociedad civil sepa cuáles son los resultados exactos, para evitar la desinformación que vaya socavando la inestabilidad en el país.

En materia de redes sociales y plataformas de mensajes, los entes tienen que ser responsables en el tema electoral y lograr la autorregulación para evitar la movilización y presión ciudadana.

Complementaron el segundo conversatorio Nelson Villarreal, Secretario Nacional de Derechos Humanos de la Presidencia de la República de Uruguay e Issa Luna, Secretaria Académica del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.